Un sindicato consecuente en cada empresa y toda la clase obrera de la floricultura en Untraflores

A propósito del pacto colectivo

Para impedir la sindicalización de la mayoría de los trabajadores la empresa, aparte de la persecución a quien se afilie y la propagación de mentiras sobre los objetivos del sindicato, decidió hacer un pacto colectivo, dizque negociado por unos representantes de los trabajadores, quienes en realidad fueron escogidos a dedo por la gerencia.

Boletín 4

A propósito del pacto colectivo

Para impedir la sindicalización de la mayoría de los trabajadores la empresa, aparte de la persecución a quien se afilie y la propagación de mentiras sobre los objetivos del sindicato, decidió hacer un pacto colectivo, dizque negociado por unos representantes de los trabajadores, quienes en realidad fueron escogidos a dedo por la gerencia.

A pesar de esto, el mencionado pacto es una clara demostración de la razón que tenemos quienes fundamos o adherimos a Sintrapacna, pues las mínimas concesiones que la compañía se vio obligada a hacer, únicamente se explican porque, aparte de las presiones, era la única manera que tenía para detener, por ahora, la inscripción masiva de los obreros a la organización.

Pero como todo lo que hacen los patrones su pacto contiene varias triquiñuelas. Entre ellas, el haber aumentado escasamente dos mil pesos sobre los cinco mil con los que ya contábamos por encima del salario mínimo. Y, peor todavía, haber establecido que el próximo año el sueldo apenas subirá lo mismo que el Índice de Precios al Consumidor (IPC). Esto es tan grave que, por ejemplo, este año entre el gobierno y las centrales obreras aprobaron un miserable incremento de 880 pesos diarios, que no alcanzan ni para una gaseosa, sin embargo, eso fue superior en 2 puntos porcentuales al IPC. Es decir, que según el dichoso pacto, en 2007, lo más seguro es que el aumento sea incluso inferior al que se dicte para el mínimo. Esto sin contar con que el gobierno siempre falsea las cifras del IPC y que el alza de la canasta familiar para los sectores pobres ha sido muchísimo mayor que para los estratos altos y que el IPC promedio, que es el que aparece en las cifras oficiales.

Otra de las trampas es la del famoso bono para un mercado cada cuatrimestre; con lo que se busca, aprovechándose de nuestras crecientes necesidades, desatar una competencia por mayores rendimientos, sacrificando hasta la posibilidad de los permisos para atender urgencias familiares o para asistir al médico. Con esto los “mejores” serán los que se maten trabajando y a la vez se presten para ayudar a oprimir a sus compañeros.

Por nuestro lado, los integrantes de Sintrapacna seguiremos luchando por el pliego de peticiones presentado y de antemano señalamos a la gerencia como la única responsable de las sanciones económicas, que El Ministerio de la Protección Social está obligado a imponerle por negarse a negociarlo.

Compañeros, no desmayaremos hasta lograr que la mayoría se una a nuestra organización. Las reivindicaciones por las que luchamos: mejoras reales en salarios, prestaciones y bienestar social; estabilidad laboral; trato digno; respeto por la organización independiente de los trabajadores, sólo se lograrán si todos nos unimos a Sintrapacna y a Untraflores, los verdaderos representantes del obrerismo.

 

¡Abajo los engaños y las presiones patronales!

¡Exigimos la negociación del pliego de peticiones!

 

Sindicato de Trabajadores de Pardo Carrizosa Navas y Cia. Ltda., Sintrapacna

Johnny Bejarano
Presidente

Gloria Margoth Romero
Secretaria general

                                                            

Facatativá, diciembre 6 de 2006