Un sindicato consecuente en cada empresa y toda la clase obrera de la floricultura en Untraflores

Comunicado solidario de la Diócesis de Facatativá

DIOCESIS DE FACATATIVA
Departamento de Pastoral para las Trabajadoras y los Trabajadores
¡APOYAMOS LAS JUSTAS RECLAMACIONES DE LOS TRABAJADORES DE LA EMPRESA DE FLORES BENILDA S.A.!

La Iglesia Católica que peregrina en la Diócesis de Facatativá, se suma solidariamente con los más de 1000 hermanos trabajadoras y trabajadores de la empresa de flores de nombre BENILDA S.A. cuyas instalaciones están en la finca San Marino ubicada entre Facatativá y Madrid, y a quienes sus dueños, PEDRO Y CARLOS MEJIA, están despidiendo sin justificación, sin indemnizaciones y sin haberles pagado sus prestaciones sociales.

DIOCESIS DE FACATATIVA
Departamento de Pastoral para las Trabajadoras y los Trabajadores
¡APOYAMOS LAS JUSTAS RECLAMACIONES DE LOS TRABAJADORES DE LA EMPRESA DE FLORES BENILDA S.A.!

La Iglesia Católica que peregrina en la Diócesis de Facatativá, se suma solidariamente con los más de 1000 hermanos trabajadoras y trabajadores de la empresa de flores de nombre BENILDA S.A. cuyas instalaciones están en la finca San Marino ubicada entre Facatativá y Madrid, y a quienes sus dueños, PEDRO Y CARLOS MEJIA, están despidiendo sin justificación, sin indemnizaciones y sin haberles pagado sus prestaciones sociales.
La Pastoral para los trabajadores ha comprobado que quienes están siendo ultrajados en sus derechos son empleadas y empleados que llevan entre 15 y 25 años de trabajo en esta empresa y a quienes desde hace por lo menos dos años la empresa no les paga la seguridad social, atentado flagrante contra el derecho a la vida de los trabajadores y de sus familias. De igual manera, conocimos, que la empresa los ESTA PRESIONANDO para que renuncien a sus trabajos ofreciéndoles indemnizaciones irrisorias, o se pasen a una de las famosas Cooperativas que negocian con los dueños. Todos sabemos que esas cooperativas no están para defender los derechos de los trabajadores sino que con unos contratos totalmente lesivos, se suman más bien a los injustos intereses de los patrones en detrimento de los más mínimos derechos laborales. Esta presión se está haciendo insoportable porque para fatigar la voluntad de las y los trabajadores se les ha retenido el salario por más de un mes y se les ha advertido que los próximos pagos se les harán por cuotas. Los señores MEJIA dejaron acabar los cultivos y ahora salieron con el cuento de que el dueño “es OTRO”, utilizando el viejo truco de cambio de razón social para “borrón y cuenta nueva”. Los trabajadores nos han comunicado, además, que el mayor de la policía de apellido Infante, “fue a amenazarlos con que les iba a mandar las tanquetas y los uniformados para que los dispersaran”, a fin de acabar de minar la ya deteriorada voluntad de los sufrientes trabajadores.
La Pastoral para los trabajadores, ha averiguado sobre cuál es la razón para que la empresa quiera deshacerse de sus trabajadores y lo que se dice es que ¡la empresa no tiene dinero! Sin embargo hemos sabido que los dueños de BENILDA S.A. tienen dos grandes empresas en Boyacá (nombres Rodán y Toca) y que además, abusando de la confianza de los trabajadores, compraron otra empresa cuyo valor fue de $ 1.025 millones de pesos dinero que les prestó el fondo de empleados de BENILDA S.A. y que ahora no les quieren pagar.
Larga es la lista de agresiones a la justicia, a la dignidad de la persona humana, al derecho a la vida y al trabajo, al derecho a ser reconocidos como seres humanos y a la justa remuneración por el trabajo realizado y a la estabilidad en el mismo, que hemos encontrado en esta empresa, lo cual lleva a la Iglesia a solidarizarse con sus hermanas y hermanos trabajadores de BENILDA, y se suma a su DENUNCIA, con el espíritu del Evangelio que está en contra de toda división, pero que también está en contra de todo lo que vaya en detrimento de los derechos adquiridos y de las justas remuneraciones. Como dice el Libro Sagrado ¡No retengan ni un solo día el salario de tu trabajador! *Porque la sangre de tu hermano clama al cielo* (Gn 4, 10).
Animamos a las trabajadoras y a los trabajadores de BENILDA S.A. para que no se dobleguen ante las injusticias, los animamos para que busquen la unidad entre todos los miembros de la empresa a fin de que la división entre ellos no vaya a ser la causa de su injusta derrota. Convocamos a todas y todos los trabajadoras y trabajadores de otras empresas a solidarizarse con los hermanos de esta empresa en crisis; pero sobre todo, instamos a los dueños y directivos de BENILDA S.A. para que obren con rectitud y justicia cristianas a fin de que ni la historia ni Dios tenga que sancionarlos.
¡El Seño Dios le dijo: He visto la opresión de mi pueblo, he oído sus quejas contra los opresores, me he fijado en sus sufrimientos, y he bajado a librarlos! (Ex 3,7-8). Con iguales sentimientos los estamos acompañando los miembros de la Pastoral para los trabajadores. Diócesis de Facatativá.


COMISION DIOCESANA PARA LA PASTORAL DE LOS TRABAJADORES