Un sindicato consecuente en cada empresa y toda la clase obrera de la floricultura en Untraflores

Exitosa gira de Dora Acero, de Untrafragancia, por los Estados Unidos

...Y la negociación en veremos

A pesar que desde enero hubieran debido hacerse los aumentos de salarios y prestaciones, esto no ha sido posible por la confabulación entre la empresa, el Ministerio y Sinaltraflor. El Ministerio avanza a paso de tortuga en la realización de un censo solicitado por la compañía para que, en el entretanto, ésta pueda debilitar a las malas la organización obrera. La Dole se arrancha en no negociar mientras dicho censo no se efectúe, no obstante que, desde hace cuatro meses, Untrafragancia aceptó que se pactara con los dos sindicatos. Y los patronalistas se debaten entre la presión de las bases para que inicien la negociación y las órdenes de la gerencia de postergarla.

En los últimos días Sinaltraflor accedió a firmar un documento conjunto de los dos sindicatos que le exige a La Fragancia iniciar ya la discusión de los pliegos, pero dejó constancia de su exigencia de que se discuta en mesas separadas, lo cual, como lo hemos dicho repetidamente, convierte la negociación en una farsa cuyo único beneficiario es la compañía.