Un sindicato consecuente en cada empresa y toda la clase obrera de la floricultura en Untraflores

Delegados del sindicato alemán, DGB, visitaron el país y se reunieron con trabajadores de las flores

El pasado 24 de septiembre se realizó en Cartagenita, uno de los principales barrios obreros de Facatativa, una entusiasta reunión entre obreros floristas colombianos y una delegación de la Confederación Sindical Alemana, DGB. El encuentro estrechó más la relación entre los floristeros colombianos y la DGB, iniciada en octubre del año pasado, cuando Aidé Silva, presidenta de Untraflores, fue invitada a visitar Alemania y Austria. La vocería de la DGB la llevó Manfred Brinkmann, alto directivo de la escuela sindical de dicha organización, quien visitó a Colombia junto con Jüergen Eckl, integrante del Departamento de política sindical internacional.

La reunión también contó con la asistencia y la intervención solidaria de los compañeros Manuel Téllez, vicepresidente de la CUT Bogotá Cundinamarca; Ricardo Zamudio, director de la Corporación Cactus; Marco Tulio Franco, del Movimiento Popular de Facatativa; Marta Perilla, directiva de Sindsess; Hebert Castro y Gloria Rubiano, presidente y secretaria de la subdirectiva de Adec; y de Vladimir Castañeda de Notas Obreras.

Lo más destacado fue la asistencia de trabajadores de Madrid, Funza,  Bojacá y Facatativa y de un grupo de 20 obreros de las flores del norte de la Sabana, principalmente de Gachancipá y Sopó, encabezados por el organizador de Untraflores en esos municipios, el compañero Buenaventura Bonilla.

Aidé Silva presentó un informe en el que denunció el empeoramiento de las condiciones de vida y de trabajo en la floricultura; destacó los últimos atropellos de Benilda S.A.C.I. contra el derecho de asociación independiente de los trabajadores, como se refiere en otra parte de esta edición; igualmente aprovechó la presencia del delegado de la CUT para plantear que esa central debe denunciar el patronalismo descarado de Sinatraflor (Utracun) y Fetraboc (CGT) en el sector. Finalmente afirmó que contra viento y marea Untraflores no va a desistir en su compromiso de organizar a los 90 mil trabajadores de las flores.

Manfred BriKman dijo que se sentía feliz de estar en el evento, recordó el impacto que tuvo la visita de Aidé a Alemania y expresó la solidaridad de la DGB con el movimiento sindical colombiano, el cual vive una situación muy dura. Dijo, además: «Nosotros nos enteramos a través de las noticias del maltrato que sufren los trabajadores, especialmente los de flores, somos grandes consumidores de flores, lo que para ustedes es trabajo extra para nosotros es alegría.
 
En la revista de la DGB hemos hecho referencia a la situación de Untraflores porque creemos que es importante que se conozca la situación. Es necesaria una cooperación más estrecha entre nuestros sindicatos. Tenemos conocimiento de los problemas de salud y vamos a apoyar los reclamos que presenten los trabajadores de las flores». Comentó como la DGB tiene 8 grandes sindicatos, con casi 8 millones de afiliados, lo cual les da fuerza para alcanzar mejores condiciones, mientras que aquí hay más de 5.000 sindicatos; luego mencionó: «Aquí hay 90.000 trabajadores de las flores, imaginen una huelga de ese número». Al final de su intervención señaló que «entre Untraflores y la DGB tenemos un futuro de cooperación», y entregó a un aporte de solidaridad.

El acto tuvo sus momentos más emocionantes, durante la presentación de un pequeño cuadro teatral, representado por trabajadores de diferentes empresas, el cual fue dirigido por Amelia Ortiz, una ex trabajadora, quien se ha comprometido con entusiasmo en la organización de Untraflores en el municipio de Madrid. También fueron muy impactantes las intervenciones de varios trabajadores quienes aportaron sus testimonios sobre la situación en las compañías. El acto culminó con un brindis por la unidad de los trabajadores de Alemania y Colombia, ofrecido por Gladys García de la junta directiva de Untraflores.

La visita de los compañeros de Alemania le aportó importantes enseñanzas a nuestro sindicato y le infundió aún más ánimo a nuestra lucha.