Un sindicato consecuente en cada empresa y toda la clase obrera de la floricultura en Untraflores

Apoyemos la huelga en Siete Flores.

Más de un centenar de trabajadores inició un paro para exigir el pago de salarios y prestaciones atrasadas.

Siete Flores, con sedes en Cajicá, Sibaté y Madrid, y sobre la que pesa un millonario endeudamiento, les ha pedido a sus obreros renunciar a primas, cesantías y salarios y aportarlos como capital y les ha dicho que es la única manera de salvar la empresa y de conservar el empleo. Los conmina a que renuncien y constituyan una cooperativa de trabajo asociado, en la cual no tendrán ninguna garantía laboral.

Ya en el 2001 les había impuesto un sacrificio semejante, que no sirvió para reestructurar la compañía. Mientras que a los trabajadores se les apremia a ceder todo lo que les corresponde, los otros acreedores no están dispuestos a capitalizar sino un porcentaje ridículo de lo que Siete Flores les adeuda. Como todos los sacrificios han sido en vano, los operarios se lanzaron a la huelga para impedir que se les despoje de los ingresos que han obtenido mediante un trabajo esforzado y diario. Untraflores llama a respaldar decididamente la justa lucha de los compañeros de Siete Flores.