Un sindicato consecuente en cada empresa y toda la clase obrera de la floricultura en Untraflores

Combativa asamblea de Untraflores en su V aniversario

Elegida nueva Junta Directiva. Más de 400 delegados reafirman su decisión de continuar la lucha. Voceros del sindicalismo y de ONG internacionales ofrecen fraternal respaldo a Untraflores. Destacados dirigentes políticos de Facatativá dan voz de aliento a los floristeros.

Leer más...

Cinco años desbrozando el camino de la unidad obrera

Aidé Silva habla ante el Parlamento Regional de Thuringen A comienzos de 2001, ante la creciente persecución a los trabajadores de Agrícola La Celestina, hoy Benilda, a quienes les fueron suprimidas las mínimas garantías laborales, 29 obreros resolvieron afiliarse a Sinaltraflor y presentar un pliego de peticiones. Los directivos de Sinaltraflor dieron comienzo a las negociaciones excluyendo a los fundadores del comité sindical; después de varios días de componendas secretas con la empresa, Adriano Figueroa y sus compinches abandonaron a los aguerridos trabajadores, sin darles explicación ni noticia alguna. Los patrones, paso seguido, amañaron un pacto colectivo, que incluso disminuía beneficios adquiridos, y procedieron al chantaje de poner a los trabajadores a escoger entre este pacto y su derecho a organizarse. Los sindicalistas no dieron su brazo a torcer y con el apoyo de personas como el padre Michel Jean mantuvieron el pliego de peticiones. Resueltos  a sacar adelante sus reivindicaciones, el 2 de mayo de 2001, el núcleo proletario de Agrícola La Celestina, encabezado por Aidé Silva, fundó a Untraflores, que no obstante haberse constituido con un reducido número de afiliados, inscribió desde el comienzo en sus banderas la aspiración de organizar a todos los explotados de la floricultura colombiana.

Leer más...

Un periódico al servicio de los obreros de la floricultura

Leer más...

"Florecer"

Leer más...

Los trabajadores debemos abrir los ojos y organizarnos

Leer más...