Un sindicato consecuente en cada empresa y toda la clase obrera de la floricultura en Untraflores

Entrevista con Amanda Camacho, presidenta de Asopapagayo

Hemos logrado consolidar un pequeño grupo que sabe lo que quiere y para dónde va

Florecer: ¿Antes de que se fundara Sintrapapagayo qué opinión tenía de los sindicatos?
Amanda: Tenía una idea equivocada, porque en las empresas en las que he trabajado siempre me decían que los sindicatos acaban las empresas. Pero esto es falso. Ahora que nos organizamos tengo una idea completamente distinta: los sindicatos nacen para luchar por los trabajadores.

Florecer: ¿Por qué persisten en organizar a los trabajadores de Papagayo y a otros si la represión de los empresarios es tan fuerte?
Amanda: Porque si no es así nunca vamos a acabar con los maltratos, con todas las arbitrariedades de los patrones. Ya hemos logrado crear y consolidar un grupo pequeño que está fortalecido, que sabe lo que quiere y para dónde va: quiere acabar con las injusticias que vivimos los trabajadores en Agrícola Pagagayo. Antes teníamos una venda en los ojos, si la empresa ordenaba que camináramos, nosotros caminábamos. ¡Pero ya no! Los pocos que estamos en el sindicato ya no tenemos miedo, estamos dispuestos a ir hasta el final y buscamos que todos nuestros compañeros nos apoyen, que no sigan temerosos, que lo que quiere el sindicato es hacer valer nuestros derechos.

Florecer: ¿De qué derechos habla?
Amanda: Que bajen la recarga laboral y que nos respeten como personas, porque antes nos discriminaban. Si dábamos una opinión, la empresa decía que no teníamos la razón, que solo los patrones la tenían. Que se respeten las restricciones médicas.

Florecer: ¿Cuál es el aporte de Untraflores al proceso de organización no solo en Agrícola Papagayo sino de los operarios de la floricultura en general?
Amanda: Si no hubiera sido por Untraflores no nos hubiéramos organizado. El aporte de Untraflores son sus capacitaciones. Es la única organización que se ha preocupado por los derechos de los trabajadores. Nos ha dado asesoría, boletines, asambleas, todas las cosas que necesitamos.

Florecer: Aún son pocos los trabajadores sindicalizados. El Gobierno los persigue, el Ministerio los persigue, la empresa los persigue, ¿por qué persisten ustedes en unirse en sindicatos?
Amanda: Porque si no es así nunca vamos a derrotar las injusticias en la floricultura. Con la creación del sindicato dimos un paso importante, debemos seguir adelante. No debemos tener miedo. Todo lo que queremos es que los trabajadores se unan para conseguir mejores cosas. Tenemos que luchar para que respeten los derechos de los trabajadores, sean de la floricultura o de las diferentes empresas, muchos trabajadores se deben organizar, porque no solo en la floricultura existen maltratos, recarga laboral. Si no nos unimos no vamos a poder.

Florecer: ¿Cree que la lucha de los trabajadores tiene futuro?
Amanda: Si nos unimos, sí.

Florecer: ¿Qué opina de su salario, es justo?
Amanda: Mi salario es poco. Uno se pone a hacer cuentas y no alcanza para nada. Nos toca hacerlo rendir. Para todo lo que hacemos en la empresa, lo que ganamos es muy poco. No, no es justo. Nosotros estamos haciéndole plata prácticamente a ellos, porque nosotros trabajamos y los que están cogiendo las ganancias son ellos. A nosotros nos pagan una mínima parte de lo que producimos. Los que se están llenando los bolsillos son ellos.

Florecer: ¿En qué situación ve a los trabajadores de otras empresas?
Amanda: Todavía doblegados al patrón y con mucho miedo, porque en las empresas que se nombra la palabra sindicato se corre el riego de que se cancele el contrato. Muchos de ellos ignoran lo que es realmente un sindicato, que el sindicato no es para acabar con las empresas.

Florecer: ¿Qué dicen los empresarios sobre los sindicatos?
Amanda: Que los trabajadores somos unos malagradecidos con la empresa, que ella nos ha dado todo. Pero la empresa no nos ha dado nada, si uno no trabaja no le pagan. También dicen que queremos dividir la empresa.

Florecer: ¿Esta situación de la que habla se mantiene o empeora?
Amanda: Yo digo que si nos unimos todos podríamos mejorarla. Si no nos unimos puede ser peor.

Florecer: ¿Qué opina de los paros de los trabajadores de la rama judicial y de los corteros de la caña?
Amanda: Los trabajadores de la rama judicial fueron muy valientes, porque a pesar de que ellos son jueces, empleados directamente del gobierno, y aunque tenían prohibido hacer paros, se enfrentaron al gobierno y lo lograron. No les dio miedo, duraron 40 días aguantando hambre. Esto debe servir para que nosotros los trabajadores de la floricultura aprendamos que si ellos lo hicieron, nosotros también podemos. Y los trabajadores de la caña de azúcar nos dejan una importante enseñanza, sobre todo a los trabajadores de cooperativa. En la sabana hay muchas empresas en las que prácticamente se contrata sólo por cooperativa. Y sea cooperativa o empresa nos siguen humillando y no nos respetan nuestros derechos. Los trabajadores de cooperativa deben organizarse, como lo hicieron los corteros.

Florecer: ¿Cómo incide el sindicato en su vida?
Amanda: Pues me ha quitado la venda de los ojos, o sea, me ha enseñado muchas cosas. Antes yo era una persona a la que le daba miedo pelear, ya no me da miedo. Me ha enseñado muchas cosas, que uno no debe bajar la cabeza por qué es el patrono. Todos somos seres humanos y todos merecemos respeto.

Florecer: ¿Cómo es un día ordinario suyo?
Amanda: Es levantarme a las cuatro de la mañana y dejarle preparado el almuerzo a mis hijos. Salir a trabajar durante ocho horas. Cuando tenemos horas extras, son diez horas. Debo dejar a mis hijos prácticamente solos todo el día. En la tarde, cuando llego a la casa, debo hacer el oficio, preparar la comida y me acuesto entre las 8 y las 10 de la noche. Ahora que decidimos organizarnos, saco el tiempo y voy a las reuniones, porque es algo que me gusta.

Florecer: Finalmente, ¿qué llamado les haría a los demás trabajadores?
Amanda: Que pierdan el temor, que no crean que los sindicatos acaban las empresas, porque eso es falso; que si en las empresas donde trabajan no están organizados, empiecen a hacerlo; que nos ayuden, que Untraflores está dispuesta a ayudarles en todo lo que pueda; que se unan a la lucha, porque si todos nos unimos vamos a lograr cosas importantes.