Un sindicato consecuente en cada empresa y toda la clase obrera de la floricultura en Untraflores

Ex trabajadores de Flores de la Sabana manifiestan su inconformismo en un mitin en la sede de la CGT

El pasado 15 de agosto, un grupo de trabajadores de Flores de la Sabana realizó un mitin en la sede de la CGT, en Bogotá; esta manifestación tuvo como objetivo declarar abiertamente las inconformidades con respecto a la liquidación de la empresa, en cuyo dudoso proceso se pretenden vulnerar los derechos de estos obreros.
Por Carolina Moreno y Gloria Rosales*

El pasado 15 de agosto, un grupo de trabajadores de Flores de la Sabana realizó un mitin en la sede de la CGT, en Bogotá; esta manifestación tuvo como objetivo declarar abiertamente las inconformidades con respecto a la liquidación de la empresa, en cuyo dudoso proceso se pretenden vulnerar los derechos de estos obreros.

Los trabajadores, ante el cierre, recurrieron a su sindicato afiliado a la CGT, la que dispuso un asesor, Mario Torres Valderrama, a quien ha respaldado mediante cartas dirigidas al presidente de la República y a la Superintendencia de Sociedades. Sin embargo, cuando los trabajadores cuestionan el accionar de dicho apoderado, la CGT niega haberle dado su respaldo, como lo manifestó Julio Roberto Gómez presidente de la CGT en la reunión sostenida con los trabajadores: “Si ustedes quieren conocer un concepto, y de aquí a mañana lo quieren publicar, publíquenlo: a mi no me gusta el estilo de trabajo del señor Torres Valderrama, no me gusta como abogado (...) pues parece que en materia de derecho laboral deja mucho que desear porque es de los que piensa que todo se puede arreglar con acuerditos verbales.”

La central no solo se desdice, sino que además demuestra un total desconocimiento de la forma de obrar de sus asesores y no mantiene una veeduría sobre los mismos.

Ante las múltiples denuncias que manifiestan los participantes del mitin, Gómez declara una “total solidaridad” con la causa obrera y el caso de Flores de la Sabana, pero sus palabras nada tienen que ver con la realidad, pues su accionar ha sido nulo y condescendiente con las políticas patronales.

Manguala para robar a los trabajadores

Durante el proceso de liquidación de Flores de la Sabana se vienen presentado varias irregularidades que vulneran los derechos de los operarios. Con la colaboración del asesor jurídico nombrado por el sindicato filial de la CGT se han pactado acuerdos, que no solo niegan lo justo a los operarios, sino que pretenden beneficiar al capital de los socios y a los bancos implicados en el asunto.

El mencionado señor Torres Valderrama ha incurrido en varias faltas contra los asalariados. Primero, acordó de palabra con el liquidador de la compañía, Nicolás Uribe Holguín, cancelarles las deudas para mayo de este año, algo que nunca ocurrió. Segundo, pactó que del total de la indemnización correspondiente en razón del despido indirecto, la cual constituye la principal acreencia laboral, se pague sólo el 65%. Tercero, les pidió poder para demandar a la empresa, pero nunca lo llevó a cabo.

Una de las explicaciones ofrecidas por Torres Valderrama y la CGT para justificar su proceder consiste en que, menoscabando los derechos legítimos de de los obreros, se les podrían pagar las deudas a los demás acreedores. En una carta, del pasado 6 de junio, dirigida a Hernando Ruiz López, superintendente de Sociedades, Torres dice: “Tengo la certeza de que el señor liquidador ha actuado de buena fe y, mantiene su palabra, por que de lo contrario el acuerdo logrado con el Sindicato implicaría el pago total de la indemnización con grave perjuicio para el interés de los demás acreedores”.

Los principales beneficiarios de esta posición entreguista son los bancos y los antiguos socios, los que, coludidos con el gobierno, controlan la Junta Asesora, entidad que decide el rumbo de la liquidación, y que es presidida por una representante del Banco de Bogotá. Dicha Junta ha venido invitando a Torres a sus deliberaciones, y le ha dado carta blanca al liquidador para que procure imponerles a los acreedores laborales las leoninas propuestas del abogado del sindicato patronalista. Mediante esta manguala han desconocido a la verdadera representante de los trabajadores en la Junta, Nubia Esperanza Barragán, quien de manera valerosa se ha opuesto a que sus compañeros sean estafados y, aunque ha sido derrotada, solitariamente ha dejado constancia de su voto en contra de semejante atropello.

Prestos para ayudar a defraudar a los obreros, ciegos y mudos ante las raterías de los patrones

Mientras que de la manera descrita el representante de la CGT se preocupa por los interés de los capitalistas, ésta central no le hace seguimiento a una serie de graves irregularidades financieras cometidas por Flores de La Sabana, que ayudaron a llevarla a la quiebra.

A raíz de un requerimiento que le hizo la Superintendencia de Sociedades al liquidador, a comienzos del mes pasado, se han empezado a descubrir una serie de manejos turbios de la compañía. Estos hacen referencia a un posible saqueo de la empresa que alcanzaría una suma superior a los 10 mil millones de pesos.

En síntesis, los hechos son los siguientes: en los últimos años, por lo menos desde 2003, el único cliente en el exterior que tenía Flores de la Sabana era la compañía Flowers Europe Limited, FEL, domiciliada en Guernsey Chanel Islands, unas pequeñas islas de 78 kilómetros cuadrados pertenecientes a Inglaterra, ubicadas en el Canal de Inglaterra o de La Mancha entre Francia e Inglaterra, y que son unos reconocidos “paraísos” financieros.
En el transcurso de la relación comercial, principalmente entre 2005 y 2006, cuando La Sabana empezó a entrar en la crisis que la condujo primero a la ley 550, de reestructuración de empresas, y luego a la liquidación obligatoria, FEL comenzó a incumplir con los pagos de los pedidos hasta generar una deuda de más de tres millones de dólares. Deuda que ahora pretende saldar a través de una serie de maniobras.

Para empezar, mediante un contrato efectuado a fines de 2005, firmado por el representante legal de Flores de la Sabana, Bernardo Gómez, y por Eric W Shaw, gerente de FEL, ésta pasó de ser cliente a “recaudador” de cartera. ¡Fue contratada, por 24 mil dólares anuales, para cobrarse a sí misma!

Preparado el terreno con ese truco, FEL presentó una serie de cuentas (comisiones de ventas, descuentos por pronto pago o por incumplimiento en la calidad de los pedidos, deudas de dudoso recaudo, etc.), todas a cargo de Flores de la Sabana las cuales, paradójicamente, suman casi exactamente la deuda que tenía con su proveedor (más de tres millones de dólares). Aún más, también es motivo de investigación en la Superintendencia el hecho de que la empresa le haya pagado al Banco Colpatria de Islas Caimán, a nombre de FEL, una deuda por más de 1 millón 700 mil dólares. Juntando los dos casos, tendríamos un saqueo a la compañía por casi 5 millones de dólares, o sea más de 10 mil millones de pesos.

La Superintendencia en el mencionado requerimiento al liquidador le plantea, entre otros, varios interrogantes clave: ¿Quiénes son los socios de Flowers Europe Limited, FEL? ¿Qué ha hecho para recuperar esa enorme deuda? ¿Qué vínculos tiene esa empresa con las firmas, también extranjeras, Sabana Farms Canada; Organización promotora de Flores (FPO) y la Sociedad Americana de Flores, al parecer dependencias de Flores de la Sabana y participes de la defraudación?

Todo parece indicar que desde Flores de la Sabana se montó una maraña de compañías en el extranjero para estafar a la empresa y luego descargar la consecuente quiebra sobre los hombros de los acreedores, principalmente de quienes laboraban en ella.

¿No es acaso una traición enorme que, antes que denunciar semejantes hechos, los jefes sindicales se hagan los de la vista gorda y se unan con los socios de la compañía y los banqueros para estrujar todavía más al obrerismo?

Los grandes sindicatos y la lucha obrera

A raíz del I Congreso de la Asociación Internacional de los Trabajadores, que se celebraría en Ginebra, del 3 al 8 de septiembre de 1866, Carlos Marx, el gran maestro de la clase obrera, en una Instrucción a los delegados, escribió las siguientes frases iluminantes sobre el papel de los sindicatos en la sociedad:

“Aparte de sus propósitos originales (lucha por las necesidades cotidianas), deben ahora aprender a actuar deliberadamente como centros de organización de la clase obrera ante el magno objetivo de su completa emancipación. Deben apoyar a todo movimiento social y político en esta dirección. Considerándose y actuando como los campeones y representantes de toda la clase obrera, tienen el deber de llevar a sus filas a los obreros no asociados. Deben procurarse solícitas por los obreros de las ramas más miserablemente retribuidas, como, digamos, de los obreros agrícolas, que, vistas las circunstancias excepcionales, se ven privados de toda capacidad de acción. Las tradeuniones (sindicatos) deben mostrar a todo el mundo que no luchan por intereses estrechos y egoístas, que su objetivo es la emancipación de millones de oprimidos”.

Es decir, que el objetivo de los grande sindicatos no es solo organizar a los obreros dentro de una fábrica o empresa, esto, tan solo es parte de toda una labor que lleva consigo la lucha de clases. Todo lo contrario se refleja en lo sucedido en Flores de la Sabana en donde resaltan las actitudes complacientes con el Estado y los empresarios, y a quienes les reclaman por esto los tratan de deslegitimar.

De manera más general nos preguntamos: ¿Cuál es su compromiso con los trabajadores si, por ejemplo, cada vez que se habla del salario mínimo, no movilizan a los obreros a la lucha, sino dejan esta decisión en manos de quienes los explotan? Parece que lo único que procuran es mantenerse como organización burocrática, que luchar por los trabajadores.

* Estudiantes de la Universidad Pedagógica Nacional