Un sindicato consecuente en cada empresa y toda la clase obrera de la floricultura en Untraflores

En Agrícola Papagayo Se negocia pliego de peticiones

El 12 de diciembre pasado Untraflores y Asopapagayo le presentaron conjuntamente a la empresa un sencillo pliego de peticiones, aprobado en sendas asambleas de las dos organizaciones. Fueron nombrados como negociadores del mismo, Amanda Camacho, Mariela Rubio y Juan Carlos Rincón; como asesores se designó a Aidé Silva y Alejandro Torres. El 18 de diciembre las partes acordaron iniciar la etapa de arreglo directo el 27 de enero.

Luego de presentado el pliego la empresa tomó la arbitraria decisión de quitarles a los sindicalizados todos los derechos consignados en el pacto colectivo, el cual tiene vigencia hasta el 30 de junio del presente año. Es obvio que este atropello tiene como objeto amedrentar a la gran masa de operarios de la compañía que aún temen afiliarse pero que tienen profunda simpatía por la organización sindical. La empresa quiso darle visos de legalidad a tamaña arbitrariedad con el peregrino argumento de que la presentación del petitorio implicaba una renuncia tácita a los derechos adquiridos en el pacto que viene rigiendo hace más de 20 años, y el cual está suscrito por todos los integrantes de los dos sindicatos.

La comisión negociadora con el respaldo unánime de los afilia-dos ha sido totalmente clara en la mesa de negociación sobre los siguientes criterios: 1) Untraflores y Asopapa-gayo tienen claro interés en llegar a un acuerdo con la compa-ñía en la etapa de arreglo directo. 2) Los sindicatos se niegan a suscribir cualquier acuerdo con la compañía que implique la reducción así sea de un solo peso en los mínimos derechos extralegales adquiridos que constan en el pacto (escalas, primas, auxilios, bonificaciones). 3) Los sindicatos consideran como requisito indeclinable para llegar a un acuerdo el reintegro del 100% de los derechos adquiridos, los cuales fueron suprimidos ilegalmente por la compañía. 4) Los sindicatos bajo las anteriores condiciones consideran viable llegar a la firma de una convención con la compañía en la que se pacten así sea unos progresivos avances en la situación actual de los trabajadores.

Los sindicatos en la actualidad, junto con sus asesores legales, están preparando un cúmulo de acciones legales contra la compañía, y de denuncia nacional e internacional, con el propósito de hacerse devolver hasta el último centavo que se les ha quitado a los afiliados desde diciembre.