Un sindicato consecuente en cada empresa y toda la clase obrera de la floricultura en Untraflores

En Entrevista a La W Radio Nicolás Nannetti reconoce que faltan a sus compromisos laborales y deja claro que seguirán incumpliendo

Por culpa de los Nannetti, las festividades de fin de año se han convertido en una pesadilla para las familias de los 6.000 trabajadores que laboran en las fincas del grupo empresarial. El retraso de dos y tres quincenas, el no pago de las primas de junio y diciembre, la negativa a canelar los aportes de la seguridad social, de pensiones, y parafiscales, son, entre otras, las dolosas prácticas de los Nannetti contra sus empleados.

El 30 de noviembre la dirección administrativa de Agrícola Guacarí azuzó a un grupo de temporales para que agredieran a los trabajadores organizados en Sintraguacarí - Untraflores, rompieran la huelga que estos adelantaban desde hacía 15 días y se tomaran por la fuerza las instalaciones de la empresa. En Splendor los obreros se declararon en huelga desde el 7 de diciembre y vienen enfrentando valerosamente toda clase de atropellos por parte de los patronos. El 23 de diciembre, éstos y los operarios de Floramérica realizaron durante todo el día una protesta frente a las oficinas de la empresa en Bogotá. Ante el hecho, el 24, en las horas de la mañana, La W Radio habló con la trabajadora Luz Zapata, quien denunció la angustiosa situación en la que se encontraban, ante lo cual la emisora entrevistó a Nicolás Nannetti, quien, cínicamente, reconoció que están faltando a sus compromisos laborales, derramó lágrimas de cocodrilo por la situación de los trabajadores pero lo único que dejó claro es que seguirán incumpliendo con sus compromisos. De la conducta tramposa y arbitraria de los Nannetti ha sido testigo el Ministerio de la Protección Social el cual ha demostrado, una vez más, su papel de celestina de los empresarios.

Escuche la entrevista completa a Luz Zapata y a Nicolás Nannetti

Mientras los Nannetti someten a sus obreros a crueles padecimientos, ellos se dan la gran vida.

Andrés NannettiAndrés Nannetti