Un sindicato consecuente en cada empresa y toda la clase obrera de la floricultura en Untraflores

Carta al presidente de Dole

Carta a John Amaya, presidente de Dole Fresh Flowers

Bogotá, 9 de febrero de 2006
 

Señor:
John Amaya
Presidente
Dole Fresh Flowers
Miami, Florida

 

Respetado señor:

El 2 de junio del año pasado nos dirigimos al señor Jonathan Bass, presidente encargado de la compañía, para hacerle una serie de precisiones acerca de la historia del surgimiento del Sindicato de Trabajadores de Splendor Flowers, Sintrasplendor, de las condiciones de vida y de trabajo de los operarios, del comportamiento antisindical de la compañía. Un punto relevante de esa comunicación se refería al hecho de que desde el 12 de abril Sintrasplendor, conjuntamente con Untraflores, le habían presentado a la compañía un modesto pliego de peticiones que hasta esa fecha la gerencia se había negado a negociar, como de manera inconcebible continúa negándose a hacerlo hasta hoy.

Luego, en el mes de septiembre, le dirigimos otra comunicación a los señores Sergio Merino y Edgar Duque, los más altos directivos de Splendor Flowers en Colombia, de la cual remitimos copia a usted. En ella planteábamos que el otorgamiento del registro sindical a Sintrasplendor, sólo después de 10 meses de solicitado, debido a la contumaz oposición de la empresa, dejaba sin piso el aparentemente más sólido argumento esgrimido por la compañía para negarse a pactar una convención colectiva de trabajo con el sindicato. Además, planteábamos una serie de puntos que, por mantener su vigencia de manera absoluta hasta hoy, nos permitimos transcribir textualmente, con el propósito de reiterarlos como nuestras mínimas aspiraciones:

  1. Formalización del inicio de las negociaciones del pliego de peticiones presentado a la compañía conjuntamente entre Sintrasplendor y Untraflores el pasado 12 de abril.
  2. Supresión de los nuevos sistemas como el de producción en línea, cuya esencia es el establecimiento de una inclemente sobrecarga de trabajo que conducirá de manera inexorable al incremento de los accidentes, de las enfermedades profesionales, y en general al rápido agotamiento de la salud y la vida de los trabajadores.
  3. Reintegro de Gloria Oliveira y de los demás trabajadores despedidos que gozaban de la garantía del fuero sindical.
  4. Suspender inmediatamente cualquier plan de entregar áreas de trabajo a contratistas. Específicamente, que Splendor se comprometa a no entregarles a intermediarios la sección de plásticos, lo cual viene promoviendo en la actualidad.
  5. Establecimiento de claros mecanismos que garanticen el derecho que tienen los trabajadores de ser asistidos por el sindicato, en los casos en que son llamados a descargos.
  6. Compromiso de Splendor Flowers de entregar mensualmente en cheques individuales a cada trabajador el subsidio familiar con el fin de evitar el recurrente retraso en el que incurre la compañía con dicho pago.
  7. Revisión conjunta entre la compañía y Sintrasplendor de las condiciones del servicio de casino para investigar lo sucedido, y evitar que vuelvan a presentarse situaciones como la del viernes 2 de septiembre, cuando se sirvió comida descompuesta. La empresa asumirá la totalidad del costo del almuerzo de ese día.
  8. Supresión inmediata y definitiva de la intromisión de la gerencia en la actividad sindical y de su patrocinio indebido de Sinaltraflor. De la misma manera, como afiliados de la Unión Nacional de Trabajadores de Flores, Untraflores, queremos plantearle a Dole Fresh Flowers que esa actitud que le reclamamos de no injerir en la actividad sindical se haga extensiva a todas las plantaciones del grupo en Colombia y permita que los trabajadores de las mismas escojan libremente el sindicato al que desean pertenecer.

En una segunda parte de dicha misiva expresábamos las exigencias del sindicato para resarcir a las víctimas de la tragedia del 14 de julio, en la cual la responsabilidad de la compañía es indiscutible, exigencias que también se mantienen vigentes en su totalidad. 

No obstante, para asombro de propios y extraños, del catálogo de justas peticiones anteriores hasta ahora la empresa, con la aprobación de su casa matriz no ha satisfecho ni una sola, ya que no se puede tener como tal el reintegro de la trabajadora despedida Gloria Oliveira, acordado en el día de hoy, a quien se le vulneró su fuero sindical, y cuyo caso ya había sido fallado a su favor en la primera instancia judicial, lo cual sería confirmado sin lugar a dudas por el Tribunal de segunda instancia. Mientras tanto, la empresa se niega a llegar al mismo acuerdo conciliatorio sobre otras cinco trabajadoras más despedidas sobre quienes cursa una demanda en esencia igual a la de Gloria Oliveira. En estos procesos también ya hay otras tres sentencias  favorable en la primera instancia.

Por el contrario, antes que allanar el camino para la resolución de los puntos planteados la compañía levanta obstáculo tras obstáculo, tras de lo cual se esconde su verdadero propósito de asfixiar a Sintrasplendor. Para no negociar el pliego de peticiones se arrancha en que la legislación no le permite hacerlo debido a la existencia de la convención colectiva firmada con Sinaltraflor. Esto, aparte del origen espurio de ese convenio, desecha conceptos ilustrados que conoce la compañía, como el del consultor independiente, Carlos Guarnizo, acerca de la viabilidad jurídica de la negociación.

Frente a los nuevos sistemas de producción (trabajo en línea), que hacen intolerable la sobrecarga de trabajo, ustedes pregonan que estos son consultados y aceptados por los operarios, lo cual no es cierto, por el contrario, el malestar de éstos frente a esos métodos crece aceleradamente.

La subcontratación de cada vez más áreas, que ustedes también se obstinan en negar, es un hecho indiscutible. Por estos días se viene comentando en la compañía que próximamente se entregarán nuevas labores a intermediarios, y que el propósito final de Splendor es únicamente dejar para operación directa el corte de la flor.

Frente a la obligación legal de la firma de permitir que los trabajadores llamados a descargos por supuestas faltas disciplinarias sean asistidos por el sindicato, la gerencia se inventa trabas ilegales, como la de llamar al sindicato únicamente cuando la decisión disciplinaria ha sido tomada, burlándose en el fondo de esta disposición.

Por último, pero no menos importante, la injerencia indebida a favor del sindicato patronalista, Sinaltraflor, que viola toda la normatividad nacional e internacional sobre el derecho de asociación, se mantiene sin ningún cambio, peor aún, se profundiza, y no únicamente en Splendor Flowers, sino en otras compañías del grupo Dole, como sucede actualmente en Flores La Fragancia, lo cual sólo mencionamos, pero que seguramente será motivo próximamente de serias denuncias a nivel nacional e internacional.

Esta actitud de favorecimiento de su sindicato llegó al extremo, en diciembre anterior, cuando la compañía decidió, antes que negociar con Sintrasplendor, extender a todos los trabajadores la falsa convención colectiva suscrita con Sinaltraflor. Acción que recibió el repudio de 600 trabajadores que de inmediato se negaron a aceptar esta maniobra mediante la renuncia por escrito  dicha convención, lo cual, además, se constituyó en una clara expresión de rechazo de los operarios a que de su propio salario salgan los fondos para pagar los servicios del grupito que dirige Sinaltraflor.

Un rechazo masivo también recibió la compañía cuando por las mismas fechas trató de cambiar los contratos individuales de trabajo, adosándole al contrato a término indefinido que propuso, y del cual somos defensores, una serie de cláusulas que dejaban expedita la vía para despedir, “con justa causa”, a cualquier trabajador. Sobre esto Sintrasplendor comunicó por escrito a la gerencia su deseo de llegar a un acuerdo para llevar a cabo tal modificación en los contratos, suprimiendo las cláusulas lesivas. Hasta ahora no hemos recibido la más mínima respuesta.

Señor Amaya: como ve, sobran las razones para afirmar que la intransigencia de Splendor Flowers que, con toda franqueza, consideramos cuenta con la aprobación total de la casa matriz, ha llegado a extremos inaceptables y de mantenerse sólo puede conducir a una cada vez mayor inconformidad del grueso de los trabajadores, de lo cual el único responsable será el equipo directivo de la compañía.

No obstante, le reiteramos que Untraflores y Sintrasplendor siguen abiertos al diálogo. Le insistimos en nuestra invitación de junio de 2005 a poner fin a la actitud intransigente, respetando el derecho a la organización sindical y negociando de inmediato nuestras justas y elementales peticiones. Pero también, aprovechamos la ocasión para volver a manifestar que no cejaremos hasta alcanzar que se alivien las duras condiciones de los obreros que, con su sudor, producen las exorbitantes ganancias de la multinacional Dole.

No queremos finalizar esta comunicación sin poner a su consideración la propuesta que en la tarde de hoy nuestra asesora jurídica, doctora Esperanza Lozano Castillo, les planteó a los abogados de la compañía, doctores Ricardo Pérez y Juan Pablo Liévano, frente al testigo de excepción, doctor Carlos Guarnizo, consistente en que se realice, a la mayor brevedad, y con veeduría del Ministerio de la Protección Social y al menos de dos organizaciones no gubernamentales de reconocida respetabilidad internacional, la realización de una consulta a los trabajadores de Splendor Flowers acerca de la negociación de la convención colectiva de trabajo y sobre el sindicato o sindicatos que consideren que los deben representar en ella. Sintrasplendor, se sometería sin vacilación a la decisión que tomen democráticamente los trabajadores. Llevar a cabo esta consulta, que no requiere sino de la buena voluntad de las partes para acordar los términos para efectuarla, pondría fin de la manera más idónea, y por parte de los verdaderos interesados, al largo e infructuoso proceso de discusiones sostenido hasta ahora.

A la espera de sus comentarios y con nuestros mejores deseos, nos suscribimos.   

    

Cordialmente,

 

Sindicato de Trabajadores de C.I. Splendor Flowers Ltda., Sintrasplendor

Unión Nacional de Trabajadores de las Flores, Untraflores

 

 

 

 

Harut Beatriz Fuentes Pérez
Presidenta de Sintrasplendor 

Aidé Silva Mateus
Presidenta de Untraflores