Un sindicato consecuente en cada empresa y toda la clase obrera de la floricultura en Untraflores

A tribunal de arbitramento pliego de peticiones en Cóndor

El pasado 1º de noviembre Untraflores solicitó al Ministerio de la Protección Social que convoque el tribunal de arbitramento para que decida sobre el pliego de peticiones presentado a C.I. Flores Cóndor. Esta fue la única salida que quedó ante la terquedad de Víctor León, quien continuó con su tosca intransigencia ante las sencillas peticiones sindicales.

El pasado 1º de noviembre Untraflores solicitó al Ministerio de la Protección Social que convoque el tribunal de arbitramento para que decida sobre el pliego de peticiones presentado a C.I. Flores Cóndor. Esta fue la única salida que quedó ante la terquedad de Víctor León, quien continuó con su tosca intransigencia ante las sencillas peticiones sindicales.

Untraflores, en su ánimo de llegar a acuerdos, limitó sus peticiones a que se reintegrara a las despedidas por persecución sindical; extender los pocos derechos consignados en el pacto a la convención y restituirles a las sindicalizadas los derechos conculcados en los últimos años; y un aumento salarial del IPC más el uno por ciento; esta convención regiría por un año. Como la empresa negó incluso estas mínimas reivindicaciones, fue necesario solicitar la convocatoria del tribunal de arbitramento obligatorio. En la etapa de arreglo directo, Untraflores estuvo representado por Argenis Bernal, Wilson Arias y el asesor, Alejandro Torres.

Al mismo tiempo que Untraflores mantuvo esta posición tan amplia, Víctor León procedió a despedir a las supervisoras Luz Marina Martínez Acevedo y María Briceida Triana, a quienes mentirosamente señaló como culpables de negligencia en las labores, todo para robarles las indemnizaciones correspondientes a 18 años de trabajo. A dichas compañeras también les han descontado las cuotas de salud y pensiones, pero Cóndor no las consigna a los EPS ni a los fondos, además la empresa les adeuda 17 meses de subsidio familiar y 2 años de dotaciones. Las supervisoras despedidas han denunciado cómo el señor León acude a mentiras y artimañas para hacer informes que justifiquen los despedidos de operarios. También aclararon que si en las fincas hay algunos retrasos, se deben a la falta de personal provocada por el gran descontento, ya que en muchas ocasiones la empresa quiere obligar a trabajar horas extras y no envía la ruta a las fincas, quienes no se puedan quedar las horas adicionales tienen que caminar largas jornadas y pagar el transporte de su bolsillo. Otro motivo de inconformidad se origina en el costo excesivo de la valera para los trabajadores de contrato. La actitud de Víctor León con Briceida Triana y Luz Marina Martínez recuerda el refrán sobre cómo paga el diablo a quien bien le sirve.

Los trabajadores deben aprender la lección: quien se presta a atacar el sindicato y a acosar a sus compañeros de labor será recompensado con el despido y el despojo de las prestaciones.

Untraflores apoyará legalmente a las supervisoras despedidas y llama a los obreros a unirse con el lema de hoy te apoyo a ti para que mañana me apoyes a mí.