Un sindicato consecuente en cada empresa y toda la clase obrera de la floricultura en Untraflores

En Splendor Flowers, El Ministerio de la Desprotección se presta a maniobras de la Dole

A pesar de la confabulación en su contra los trabajadores de Splendor El Rosal mantienen la firmeza, aunque con el paso de los días se hace más angustiosa su situación. El Ministerio de la Protección Patronal ha dilatado por más de cinco meses la convocatoria del tribunal de arbitramento con lo que busca debilitar a los proletarios que llevan más de dos años sin aumento de salarios, pagan más caros los almuerzos, y sufren toda clase de discriminaciones. Así, el gobierno le presta a la multinacional el servicio de presionar a los afiliados al sindicato obrero para que se sometan a Sinaltraflor, el grupo esquirol fletado por Asocolflores y la Dole.
A pesar de la confabulación en su contra los trabajadores de Splendor El Rosal mantienen la firmeza, aunque con el paso de los días se hace más angustiosa su situación. El Ministerio de la Protección Patronal ha dilatado por más de cinco meses la convocatoria del tribunal de arbitramento con lo que busca debilitar a los proletarios que llevan más de dos años sin aumento de salarios, pagan más caros los almuerzos, y sufren toda clase de discriminaciones. Así, el gobierno le presta a la multinacional el servicio de presionar a los afiliados al sindicato obrero para que se sometan a Sinaltraflor, el grupo esquirol fletado por Asocolflores y la Dole.

En el Ministerio anda circulando la tesis peregrina de que el Tribunal no puede convocarse porque se sobrepasaron los tiempos de la etapa de arreglo directo. Es evidente que se trata de una vulgar maniobra ya que lo establecido en la ley es que, en las negociaciones colectivas, una de las partes no puede tratar de prorrogar de manera unilateral las etapas del conflicto con el propósito de prolongarlo indefinidamente.

En Splendor no sucedió esa situación. Allí fue firmada por las dos partes, una semana después de vencida la etapa de arreglo directo, el acta final de la negocia-ción, debido a que dicha acta no podía levantarse a la ligera, y requería de unos días para su discusión y elaboración conjunta entre Sintra-splendor y la compañía.

La conspiración del Ministerio contra estos sencillos trabajadores viene suscitando un profundo rechazo por parte de muchísimas personas y organizaciones de los países importadores de flores y, el pasado 7 de noviembre, condujo a que un nutrido grupo de trabajadores se movilizara a realizar un mitin de protesta frente a las instalaciones del Ministerio.

Para colmo, la empresa envalentonada por los favores del gobierno viene ampliando la carga laboral; dobló los períodos de fumigación; suprimió rutas y paraderos y adelanta llamadas a descargos a tutiplén.

El sacrificio ingente de los trabajadores de Splendor El Rosal para defender su pliego y la existencia del sindicato es un ejemplo que pronto tendrá que prender entre todos los floristeros.