Un sindicato consecuente en cada empresa y toda la clase obrera de la floricultura en Untraflores

Resistir con valor

La empresa, aun violando las leyes nacionales e internacionales sobre el derecho de asociación, continúa tratando de destruir a Sintrasplendor. No cesa en sus amenazas y persecuciones que combina con ofrecimientos ridículos incitando a la desafiliación y a pasarse al sindicato traidor. A los obreros de El Corzo 2 les miente diciendo que en Arrayanes ya todos se desafiliaron y a los de Arrayanes que ya lo hicieron los de El Corzo. En El Rosal persigue con sevicia al grupo que no se ha dejado doblegar.

Boletín Nº 10

Resistamos con valor las mentiras y la represión de Splendor Flowers

La empresa, aun violando las leyes nacionales e internacionales sobre el derecho de asociación, continúa tratando de destruir a Sintrasplendor. No cesa en sus amenazas y persecuciones que combina con ofrecimientos ridículos incitando a la desafiliación y a pasarse al sindicato traidor. A los obreros de El Corzo 2 les miente diciendo que en Arrayanes ya todos se desafiliaron y a los de Arrayanes que ya lo hicieron los de El Corzo. En El Rosal persigue con sevicia al grupo que no se ha dejado doblegar. También utiliza a operarios sin dignidad como Héctor García (a quien ya todos conocen como El Regalado), para que durante el tiempo laborable se dediquen a sembrar cizaña. Pero a pesar de todo, son menos de 40 compañeros los que se han dejado confundir y amilanar. A ellos los llamamos a regresar a nuestras filas donde serán recibidos con aprecio.


El tema del registro sindical

A todos nos preocupa la tardanza de la inscripción en el registro sindical. Pero esto no es razón para el desánimo ni para hacer comparaciones con Sinaltraflor. Claro que los esquiroles no tiene ningún problema porque, precisamente, desde hace más de treinta años que los patrones los tienen a sueldo para utilizarlos como saboteadores cuando los trabajadores intentamos organizarnos por nuestra propia cuenta. En cambio, a nosotros nos toca cumplir con una cantidad de trámites engorrosos y demorados que no dependen de nuestra voluntad. En este momento la situación es la siguiente: el 14 de febrero la Inspección del Trabajo de Facatativá envió la documentación a Bogotá, porque es allí donde debe quedar domiciliado el sindicato; en nuestras manos está la certificación del envío para que cualquier compañero que desee constatarlo lo haga. A partir del momento en que en Bogotá le asignen el expediente a un funcionario, éste tendrá 10 días para resolver. Debemos estar preparados porque la empresa, que siente verdadero odio por nuestra organización, seguramente interpondrá los recursos que le permite la ley (conocidos como de reposición y apelación) para tratar de impedir que quede en firme la inscripción. La junta directiva ya se está preparando para enfrentar esa maniobra.

 
Contamos con un creciente apoyo

Para buscar solidaridad frente a los atropellos de la empresa hemos establecido una gran cantidad de contactos dentro y fuera de Colombia. Decenas de personalidades, sindicatos, organizaciones no gubernamentales, varias de los países compradores de flores, nos han anunciado que estarán vigilantes ante el Ministerio de la Protección Social para contrarrestar las intrigas de la empresa. Nos han brindado su respaldo, entre otros, la central obrera de los Estados Unidos AFL-CIO, con cuyo Centro de Solidaridad nos entrevistamos el 23 de febrero; la Confederación Sindical de Alemania, DGB; la central sindical de Holanda, FNV; la CUT y otros sindicatos de nuestro país. Igualmente decenas de organizaciones no gubernamentales como la Corporación Cactus; el Fondo Internacional para los Derechos Laborales (ILRF); La Organización para Actividades Latinoamericanas (OLAA).

 
Iniciamos procesos legales contra la empresa

Aunque nos habíamos abstenido de realizar estas acciones para no agudizar las relaciones obrero-patronales, como era nuestro deseo, el cual le expresamos en varias oportunidades a la gerencia, hemos decidido, en vista de su actitud antiobrera, intransigente e ilegal, iniciar una serie de procesos judiciales y administrativos contra la empresa. Para responder por sus continuas violaciones al derecho de asociación ya pusimos una querella que deberá responder en la Inspección del Trabajo de Facatativá, el martes 1 de marzo. Sobre estos mismos hechos en la próxima semana le pondremos una denuncia penal ya que, como lo hemos dicho, esas violaciones son consideradas delitos en la legislación colombiana. También estamos preparando la demanda para reclamar que Splendor Flowers sea condenada a pagarles las horas extras que les defraudó a los trabajadores que hicieron parte del programa de remuneración por resultados (RxR), para esto requerimos que los compañeros vayan reuniendo los desprendibles de pago en los que aparecía la famosa “bonificación”. Que la empresa sepa que le responderemos medida por medida a todas sus arbitrariedades.

 
Aumento inhumano de la explotación

Miremos otro aspecto del comportamiento de Splendor. Los $ 40.000 que ofrece a quienes se pasen a su sindicato los está recuperando con creces, matándonos a punta de exceso de trabajo (los explotadores llaman a esto productividad). Impusieron el llamado trabajo en línea. Violando el propio manual de salud ocupacional no rotan a los operarios en las distintas labores, lo cual arruina aún más nuestro organismo. Ahora exigen la barrida de una cama en 5 minutos y el desbotone en 4 y medio. En poscosecha pasaron de 15 a 20 mallas por hora (33% de incremento) y cerraron las puertas, convirtiendo la sala en una especie de gran calabozo casi sin aireación, fuera de eso prolongan la jornada hasta las 5:30, robándose el pago del tiempo extra. En El Rosal también instauraron el trabajo en línea; pasaron el corte de 210 a 270 tallos por hora (aumento del 29%); y, a cambio de la falsa rebaja del costo de la valera, disminuyeron aún más las porciones y empeoraron la calidad de los alimentos.

 
Mantengamos la unidad y la resistencia

Compañeros: todavía nos esperan azotes peores si cedemos a las presiones y a los engaños. Rechacemos con valor todas las artimañas y amenazas de la empresa y de su sindicato de bolsillo. Tengamos en cuenta que de ello depende que alcancemos los grandiosos objetivos que nos hemos propuesto. Acordémonos también de que si nos mantenemos firmes seguiremos recibiendo la simpatía y la solidaridad de decenas de miles de trabajadores que observan esperanzados lo que hagamos, para ellos también organizar sus propios sindicatos, unirse a Untraflores, y así lograr que el obrerismo de la floricultura se convierta en una fuerza a la que no podrán derrotar los patrones ni con todo su poder ni todo su dinero. Los llamamos a no dejarse confundir, a oponerse a las desafiliaciones y a recordar que, en nuestra justa lucha de clases contra los opresores, los obreros no podemos alcanzar nada si no estamos dispuestos a sacrificarnos y a tener paciencia.

 

¡Viva la unidad de los trabajadores de Splendor!

¡Abajo la persecución sindical!

¡Abajo el sindicato patronal!

¡Exigimos el reintegro de Gloria Oliveira!

 

Harut Beatriz Fuentes
Presidenta

Óscar Yesid Hernández
Secretario general                             

Facatativá, 23 de febrero de 2005.

Nueva dirección de Untraflores: Facatativá, Calle 5B Este Nº 4-25, Chicó 2 (A una cuadra de la variante por una de las entradas a Manablanca).