Un sindicato consecuente en cada empresa y toda la clase obrera de la floricultura en Untraflores

En Benilda de mal en peor

Contando con la complicidad de la inspectora de Trabajo de Faca, que le permite a la gerencia burlarse de sus citaciones para responder a las quejas de los sindicatos, y con la indecisión de buena parte de los directivos de Asotraben, la empresa tranquilamente sigue retardando el salario, incumpliendo con la seguridad social y el subsidio familiar y tratando cada vez peor a los temporales, a quienes el nuevo contratista les ha ha servido sólo para empeorar su situación.
Contando con la complicidad de la inspectora de Trabajo de Faca, que le permite a la gerencia burlarse de sus citaciones para responder a las quejas de los sindicatos, y con la indecisión de buena parte de los directivos de Asotraben, la empresa tranquilamente sigue retardando el salario, incumpliendo con la seguridad social y el subsidio familiar y tratando cada vez peor a los temporales, a quienes el nuevo contratista les ha ha servido sólo para empeorar su situación.

El patrón, envalentonado, les ha seguido dando alas a ciertos jefecillos, que hacen puntos maltratando al personal. La jefe de la sala de estándar, Rosa Ochoa, da órdenes a los alaridos; se ensaña con los temporales; obliga a hacer extras desconociendo las solicitudes de quienes requieren atender asuntos personales que no dan espera; reduce el tiempo para asistir a citas médicas y hace cargos contra quienes no se someten a su voluntad, para que la empresa cancele despida con “justa causa”.

Apremia perder el miedo, primer paso para ponerle coto a tanta tropelía.