Un sindicato consecuente en cada empresa y toda la clase obrera de la floricultura en Untraflores

En La Fragancia el grupo Dole sigue golpeando a los obreros en compinchería con Sinaltraflor

En La Fragancia había trabajadores enganchados de manera ilegal a través de la temporal Activos, desde hacía dos, tres y hasta cuatro años. Recientemente, la empresa decidió contratarlos directamente, pero para tratar de impedir que estos se afiliaran a Untrafragancia les dio rienda suelta a los directivos patronalistas de Sinaltraflor para que pregonaran que esto había sido logrado por ellos y para que les ofreciera a quienes se afiliaran un día compensatorio, mientras quienes no lo hicieran perderían la bonificación y otros beneficios y sufrirían las mismas discriminaciones que vienen padeciendo los asociados a Untrafragancia; aparte de esto, tratan de amilanarlos con el consabido cuento de que queremos acabar con la empresa.
•    Por José Mora, presidente de Untrafragancia
En La Fragancia había trabajadores enganchados de manera ilegal a través de la temporal Activos, desde hacía dos, tres y hasta cuatro años. Recientemente, la empresa decidió contratarlos directamente, pero para tratar de impedir que estos se afiliaran a Untrafragancia les dio rienda suelta a los directivos patronalistas de Sinaltraflor para que pregonaran que esto había sido logrado por ellos y para que les ofreciera a quienes se afiliaran un día compensatorio, mientras quienes no lo hicieran perderían la bonificación y otros beneficios y sufrirían las mismas discriminaciones que vienen padeciendo los asociados a Untrafragancia; aparte de esto, tratan de amilanarlos con el consabido cuento de que queremos acabar con la empresa.

Pero ahí no paran las bajezas de Sinaltraflor. Una de sus principales voceras, Elena Quevedo, en el área 4 de la finca Ipanema, con el apoyo de ingenieros y supervisores y valida del cargo de auxiliar que le dieron por ser la razonera de la gerencia, se mantiene intimidando a la gente y quitándole el tiempo con su propaganda contra Untrafragancia, mientras los demás trabajadores no dan abasto para cumplir los altos promedios exigidos por la compañía.

Mientras los patronalistas se ocupan en estas villanías, a los operarios los llevan a diario a descargos por el incremento de las enfermedades, cuando éstas se están propagando porque las fumigaciones no se hacen con los productos suficientes y adecuados y como si las plagas se solucionaran con memorandos y sanciones; en la misma área cuatro, los sábados les quitan el almuerzo a los fumigadores; y, en la poscosecha, la supervisora Bellanira no da a tiempo los refrigerios, sino hasta las 6:30 de la tarde, a sabiendas de que los trabajadores almuerzan a las 10:30 de la mañana y su jornada se prolonga hasta las 7 de la noche; la supervisora también “olvida” hacerles firmar el compromiso de horas extras y luego exige que se hagan obligatoriamente.

Untrafragancia está llamando a los nuevos trabajadores a unirse contra los engaños y mentiras de los esquiroles y los atropellos de la administración, que no piensa sino en reducir los costos y llenarse los bolsillos a costa de los trabajadores.