Un sindicato consecuente en cada empresa y toda la clase obrera de la floricultura en Untraflores

Respaldamos la firme posición de Ruth Vera y Uriel Mora en la negociación de la convención colectiva

En septiembre, el sindicato manejado por los patrones, Asotraben, convocó a los delegados a un seminario para el día 14 de ese mes. Pero, Luis Ernesto Medina, de Fetraboc, estafador de la clase obrera, ya tenía todo arreglado para hacer una asamblea y en ella nombrar la comisión negociadora del pliego de peticiones. La asamblea aprobó presentar el petitorio y eligió a los operarios Ruth Vera, Carlos Arias, y Uriel Mora como negociadores. En ese momento, Untraflores y Sintrabenilda expresaron su desacuerdo con esas decisiones porque, con ellas, Asotraben desconoció el interés de los trabajadores de que la negociación se llevara a cabo conjuntamente por los tres sindicatos existentes en la empresa, igualmente exigieron que no se firmara la convención a espaldas de los trabajadores.

Por Esperanza Cerero

En septiembre, el sindicato manejado por los patrones, Asotraben, convocó a los delegados a un seminario para el día 14 de ese mes. Pero, Luis Ernesto Medina, de Fetraboc, estafador de la clase obrera, ya tenía todo arreglado para hacer una asamblea y en ella nombrar la comisión negociadora del pliego de peticiones. La asamblea aprobó presentar el petitorio y eligió a los operarios Ruth Vera, Carlos Arias, y Uriel Mora como negociadores. En ese momento, Untraflores y Sintrabenilda expresaron su desacuerdo con esas decisiones porque, con ellas, Asotraben desconoció el interés de los trabajadores de que la negociación se llevara a cabo conjuntamente por los tres sindicatos existentes en la empresa, igualmente exigieron que no se firmara la convención a espaldas de los trabajadores.

Sin embargo, la negociación, que se inició el pasado 31 de octubre, no ha resultado como lo esperaban la empresa y su agente Medina. Para fortuna de los trabajadores los compañeros Ruth Vera y Uriel Mora, quienes conforman la mayoría de la comisión negociadora, han asumido una valerosa posición en defensa de los derechos obreros.

El 7 de noviembre, los dos compañeros publicaron un boletín en el que informan sobre el desarrollo de la negociación. En él denuncian que la empresa presentó la propuesta de congelar los salarios y reemplazar el aumento de los mismos por una «bonificación». Al respecto expresan que esto tendrá como consecuencia que, a más tardar dentro de dos años, todos los operarios quedarán reducidos a ganar el salario mínimo que decreta el gobierno y, agregan: «Dejar los salarios congelados quiere decir también que todos los factores salariales se verán afectados. O sea que se reducirá el valor de las primas, las cesantías, los intereses de las cesantías, las vacaciones, las horas extras, los dominicales y festivos y hasta la propia pensión. Y la tal bonificación no se cuenta para esas liquidaciones.» Luego, fijan claramente su posición sobre el nefasto «ofrecimiento»: «Nosotros fuimos nombrados negociadores para representar los intereses de los trabajadores y por ello rechazamos la propuesta de la empresa.»

Finalmente, piden el respaldo de los obreros y anuncian que «si la empresa no cambia su actitud será imposible llegar a un acuerdo durante la etapa de arreglo directo, por lo cual promoveremos que sean todos los trabajadores los que decidan en una Asamblea General de Afiliados y no de delegados, que la manipula fácilmente la compañía, lo que debamos hacer para que Benilda no pueda imponernos ese engaño.»

Después de este firme pronunciamiento de los negociadores sindicales la gerencia emitió, el 9 de noviembre, un comunicado en el que le exige a Asotraben que «fomente el orden» entre el personal designado para la negociación que «cuestiona la autoridad» del sindicato. Es evidente que esta intromisión arbitraria e ilegal de la compañía busca que la dirección del sindicato patronalista destituya como negociadores a los dos compañeros.

Untraflores y Sintrabenilda llaman a todos los asalariados a respaldar sin ninguna vacilación a Ruth Vera y a Uriel Mora, y a que les exijan a la junta directiva de Asotraben y a Fetraboc no someterse a las órdenes de los patrones; además, que todas las decisiones que deban tomarse de ahora en adelante frente a la negociación sean adoptadas en Asamblea General de Afiliados, y no de delegados, como lo han propuesto los dos compañeros negociadores.