Un sindicato consecuente en cada empresa y toda la clase obrera de la floricultura en Untraflores

No más calumnias de la gerencia contra el sindicato obrero. Que nos devuelva nuestros derechos

El señor Cañaveral ya no sabe que inventar contra Untrafragancia. Ahora le dio por perorar que han estado botando la flor por culpa del sindicato; dizque los compradores han dejado de adquirir el producto porque nosotros así se lo hemos pedido.
El señor Cañaveral ya no sabe que inventar contra Untrafragancia. Ahora le dio por perorar que han estado botando la flor por culpa del sindicato; dizque los compradores han dejado de adquirir el producto porque nosotros así se lo hemos pedido.

Con este cuento chino el gerente busca ocultar que con el invento del trabajo en línea se le han causado graves males al cultivo. Este maldito sistema, aparte de llevar a los operarios al agotamiento y a enfermarse cada vez más, ha causado que plagas como la botritis, el velloso y el polvoso se diseminen más fácilmente, con el consecuente deterioro de la calidad de la flor. Igualmente, el afán de producir más, sin tener en cuenta ni la salud del cultivo ni las condiciones del mercado, ha generado, como sucedió en el área 2, de la que dijeron que era la peor del grupo Dole, que se programara una mayor producción y ahora toque botar el producto. También es lógico que la salud del cultivo disminuya cuando por reducir costos se deja de capacitar a los trabajadores, como sucedió recientemente con tres compañeros de MIPE, a quienes sancionaron injustamente; o como en Ipanema, que ponen a tres fumigadores a hacer la labor que antes hacían entre cuatro. Sin embargo, también debemos preguntarnos lo siguiente: si es cierto como dicen que la finca se va a hundir en la crisis: ¿Por qué están haciendo inversiones millonarias cambiando invernaderos, renovando el plástico, instalando el riego computarizado?

Entonces, es la incapacidad de la gerencia y su afán de esclavizar a los trabajadores lo que ha conducido al deterioro de la finca. Es una vileza culpar a los trabajadores y al sindicato obrero de la indolencia y las equivocaciones de la administración. En el fondo, el gerente quiere matar dos pájaros de un tiro: disculpar sus errores y perseguir al sindicato, al cual no ha podido acabar apañándonos el sueldo, quitándonos el almuerzo, imponiéndonos cargos injustos, favoreciendo a sus mascotas de Sinaltraflor.

Tampoco nada va a mejorar contratando a personajes nefastos, sin valores humanos, como el ingeniero Julio Rodríguez, de Ipanema, quien al parecer no tiene ni idea sobre cómo aplicar la ciencia y la técnica para mejorar la producción, sino que cree que para eso basta con tratar con vulgaridad y amenazas a sus subordinados e incumplir las restricciones laborales por enfermedad. Que sepa este capataz con título que si no cambia su actitud llevaremos el caso hasta donde sea necesario.

Señor gerente, en lugar de fumigar con mentiras y perseguir al sindicato obrero, preocúpese por planificar mejor la producción, investigar las épocas en que para ciertas variedades no hay mercado, acabar el trabajo en línea, capacitar mejor al personal y, de paso, matricular al señor Rodríguez en un curso de relaciones humanas, quién quita que aprenda.

Unión de Trabajadores de C.I. Flores La Fragancia Ltda. Untrafragancia


José Mora 
Presidente
 
Alberto Salamanca
Secretario general
 
Facatativá, 1 de septiembre de 2006