Un sindicato consecuente en cada empresa y toda la clase obrera de la floricultura en Untraflores

Debate entre presidenta de Untraflores y presidente de Asocolflores

En el marco de un seminario organizado por la Corporación Cactus, se efectuó el martes 25 de mayo, en el Hotel Baviera de Bogotá, un foro en el cual Aidé Silva, presidenta de Untraflores, fue invitada a hacer parte de la mesa directiva y a presentar una ponencia a nombre de los trabajadores de la Floricultura. Aidé denunció la explotación inmisericorde que se vive en las plantaciones, los aberrantes sistemas de contratación mediante cooperativas y agencias de empleo temporal, con lo cual se burlan los mínimos derechos de los trabajadores; los bajos salarios; la recarga de labores; el deterioro creciente de las condiciones de trabajo en los cultivos y la persecución del derecho a sindicalizarse. Explicó que Untraflores lucha por organizar a la inmensa mayoría de los obreros de la floricultura en un sindicato de industria autónomo e independiente de los patronos y el gobierno, para luchar por la contratación directa y a término indefinido por parte de las empresas y alcanzar mejoras en las condiciones de vida y de trabajo para todos los floristas colombianos. También pidió la solidaridad de las organizaciones nacionales e internacionales con estos justos objetivos.

Luego de la intervención de Aidé, el señor Augusto Solano, presidente de Asocolflores, gremio que agrupa a los exportadores de flores, quien también fue invitado al encuentro, montó en cólera y lanzó una runfla de insultos contra Untraflores y su presidenta, señalándole que no tenía bases para sus apreciaciones, que ella no representaba a los trabajadores y públicamente les ordenó a los representantes de Utracun y Sinaltraflor, con quienes llegó a la reunión, que hablaran, porque, según Solano, ellos sí eran los verdaderos representantes de los trabajadores. Este hecho es una  nueva demostración para el obrerismo de las flores de que Sinaltraflor sigue siendo, como lo ha sido desde su nacimiento, un sindicato patronal que sólo sirve para que los empresarios hagan alarde de que respetan el derecho de asociación de los trabajadores, mientras impiden por todos los medios cualquier esfuerzo de organización de los obreros de verdad  independiente.

La actitud agresiva del presidente de Asocolflores, fue respondida enérgicamente por Manuel Téllez, presidente de la CUT en Cundinamarca, Edgar Páez, dirigente de Sinaltrainal y por otros compañeros. Finalmente, Aidé Silva ratificó sus puntos de vista y le recordó a Solano cómo recientemente se había prestado a engañar a la opinión internacional sobre el caso de los trabajadores intoxicados de Flores Aposentos, mientras que en su conferencia de ese día se había dedicado a hacerle propaganda a las supuestas bondades y logros sociales y ambientales del programa Florverde de Asocolflores.

En el seminario que tuvo como eje la presentación del sello de calidad “Flores y Plantas Justas”, FFP, también participaron delegados internacionales, pertenecientes a las siguientes organizaciones: OLAA, con sede en Amsterdan, capital de Holanda, dedicada a informar sobre el acontecer económico social y cultural de América Latina; FNV, el sindicato holandés más grande del sector privado y  ENDS, que apoya trabajos sobre medio ambiente y desarrollo en países pobres. Por Colombia asistieron delegados de las centrales obreras y de sindicatos y organizaciones sociales y populares. Por Untraflores, además  de la presidenta, participó la tesorera, Edelmira Casallas.