Un sindicato consecuente en cada empresa y toda la clase obrera de la floricultura en Untraflores

Denuncias de Florecer Nº 23

C.I. Indoagrícola La Escuadra

Llevan tres meses sin pagarnos seguridad social este año, pagan una quincena y quedan debiendo otra, y tampoco cumplen el subsidio. Contratan mucho personal por Activos. Activos, en las últimas quincenas está también muy demorado, más que la misma empresa. La carga laboral empezó a aumentar, la gente prefiere irse para otras empresas. El gerente José Riaño y Doris la jefe de personal nos presionan y maltratan.

Leer más...

Les llegó la navidad a los trabajadores de Jardines

Florecer publica el siguiente artículo que integra uno elaborado por una trabajadora de Jardines y la entrevista realizada por la Asociación Herrera a un trabajador activo.

Leer más...

¿Quiénes son los que quiebran las empresas?

Durante muchos años había resonado la quejumbre de los floricultores por el precio del dólar, las heladas, las lluvias, el verano. En respuesta, invariablemente, recibían miles de millones de pesos en subsidios, exoneraciones de impuestos, impulso a la comercialización de sus productos. En cambio, el gobierno, generoso hasta el derroche con ellos, nunca ha atendido ni la menor queja sobre la esclavitud que impera en los cultivos, ni sobre la persecución inclemente a quienes han osado conformar un sindicato independiente ¡Van a acabar con la empresa! le espetan a quien pide el pago puntual del sueldo y las prestaciones.

Pero en los últimos días en La W Radio, El Espectador, Portafolio, y otros grandes medios, se ha desvelado que la otra cara de estos pretenciosos ricachos, es la de una verdadera mafia de cuello blanco, que se alza hasta con un hueco: estafan a los asalariados, a las entidades de seguridad social, a los proveedores, y, para colmo, antes que utilizar los copiosos fondos oficiales —como los casi 250 mil millones de pesos que les entregó el Banco Agrario entre 2008 y 2009— para mantener los empleos, los sacan del país, especulan en inmuebles, compran nuevos plantíos en otras naciones, o simplemente los derrochan en darse la gran vida.

Leer más...

Con la cooperativa, en Jardines de Colombia los Nannetti reducen el salario mínimo a menos de la mitad

Mientras la CUT perora las bondades de la concertación, la vuelta del sindicalismo a hacer “parte de la democracia y la institucionalidad”, el “mensaje de tranquilidad” que le dio el Ejecutivo en cuanto a que no reducirá los parafiscales, y se ilusiona con que el sol volverá a brillar en la era santista; en el mundo real —no en el de las maquinaciones oportunistas—, en el que se debaten centenares de miles de proletarios que se rigen por el salario mínimo, se está viviendo el suplicio de que, con prisa y sin pausa, se imponen formas de explotación laboral apenas comparables a las padecidas por el proletariado naciente de nuestro país a finales del siglo XIX y comienzos del XX, en las plantaciones bananeras de la United Fruit Company, en las primeras fábricas de textiles o en los nacientes campos petroleros.

El gobierno y los empresarios se las han arreglado para estatuir, sin arrostrar el costo político de hacer las modificaciones legales necesarias, la reducción, de un solo tajo, a la mitad o menos del salario y las prestaciones legales mínimas, a través del sistema de cooperativas de trabajo asociado. Aunque el Ministerio se rasga las vestiduras diciendo que esas entidades no pueden ser intermediarias laborales, paralelamente ha pulido una especie de normatividad ad hoc con la que se les ha da patente de corso a las gerencias para constituirlas, descargando en ellas, o sea en los obreros mismos, la totalidad del pago de la seguridad social integral, los parafiscales, y lo que quede para el sueldo.

Notas Obreras publica el artículo de la presidenta de Untraflores, aparecido en la edición 25 de Florecer, en el que se detalla cómo el más poderoso grupo floricultor ha empezado a aplicar el sistema en sus plantaciones. Es obvio que éste no es el único sector en el que esto está sucediendo, sino que procesos similares deben estar andando en las demás áreas de la economía, no sólo de la exportadora, y no cabe duda de que en los que aún no se haya implantado, se intentará más temprano que tarde.

Pese a las entelequias de los contemporizadores, el blanco principal de la globalización siguen siendo los salarios, en torno a los cuales se librará la más portentosa lucha de clases en un futuro cada vez más cercano.

Leer más...

Muerte en cultivos de los grupos Nannetti y Chía

Por Aldo Moreno

La trágica muerte el pasado mes de febrero en la finca Santa Bárbara del compañero Omar Fonseca, trabajador temporal, y la de un vigilante de la finca Flores la Vega, del grupo Nanneti, fallecido por quemaduras en su cuerpo, enlutan a todos los floristeros y claman porque haya justicia.

Leer más...