Denuncias - Florecer Nº 20

Esta sección acoge quejas y puntos de vista de los trabajadores y, salvo mínimas correcciones indispensables, publica el texto tal como lo recibe

Esta sección acoge quejas y puntos de vista de los trabajadores y, salvo mínimas correcciones indispensables, publica el texto tal como lo recibe



Flores Valentina

En esta empresa, ubicada en Barandillas, las condiciones laborales son cada vez más calamitosa para los obreros. Hace seis meses el gerente de esta compañía no cancela los aportes correspondientes a seguridad social y pensión, no entrega los cheques del subsidio familiar y además no cumple con las dotaciones al personal.

A los trabajadores no les pagan oportunamente el salario, no tienen derecho a los permisos ni para asistir a un hijo enfermo y se ven obligados recurren al famoso banco de horas, en el cual el tiempo extra laborado no lo pagan si no que se convierte en compensatorio. La grave situación económica que padecen los obreros es, en cambio, para el dueño es negocio más. Como si esto fuera poco los trabajadores se ven sometidos a la patanería, humillación y las malas palabras del señor Diego, gerente de esta compañía.
Ante tanto sometimiento, llamamos a los trabajadores de Flores Valentina a organizarse en UNTRAFLORES para defender sus derechos.

 


Flores las Indias

A los 200 operarios de esta empresa ubicada en Portachuelo, Zipaquirá, los someten al tramposo sistema de los festivos que son laborados y dados en compensatorios entre semana. Con esta modalidad los dueños terminan robándose parte del pago festivo, y como si fuera poco se pierde incidencia salarial. En cuanto a las horas extras, también existe un sistema que no tiene en cuenta la ley sino tan solo un monto establecido por el patrón, que va de 10.000 a 20.000 pesos quincenales, sin tener en cuenta la cantidad de extras trabajadas.

Los operarios denunciaron ante Florecer que la empresa viene incrementando la recarga laboral brutalmente: uno de los factores es que a diario sale personal de la finca y no es reemplazado. Por si fuera poco, les adeudan horas extras de la temporada de madres, y, para colmo, el trabajador que no entregue las labores realizadas en el poco tiempo que la compañía indica es sancionado.

La empresa tiene médico para negar a los trabajadores el derecho de asistir al seguro y, como ya se sabe, estos personajes de la salud se prestan para hacerles el juego a las empresas: son eficaces para detectar enfermedades y ver como hacen sacar al trabajador que no puede rendir según los antojos del empresario, pero ineptos para ayudarles a controlar los problemas de salud causados por los excesos de trabajo.

Para lograr un permiso obligan al personal a trabajar tiempo extra anticipado a manera de pago previo. A todo esto se suma el incumplimiento en el pago de los salarios.

ntraflores hace un llamado a los operarios de FLORES LAS INDIAS a unirse y organizarse como salida para frenar todos estos atropellos.

 


Vinatur S.A.

Esta compañía dedicada al transporte de estudiantes, atendida por su propietario, don Benedicto Quiroga, contrata al personal por periodos cortos de hasta tres meses; en ese lapso de tiempo no les paga salarios, no les cancela prestaciones y demás derechos adquiridos por ley. Ante cualquier reclamo, don Benedicto les responde que el colegio no le ha pagado y, de la noche a la mañana cancela unilateralmente los contratos y no les paga las deudas a los trabajadores. Con esta artimaña les roba todas las prestaciones.
La única salida que les queda a los trabajadores del servicio de transporte es unirse para defender sus derechos.

 


Ball Colombia

En esta empresa dedicada al proceso de semillas y ubicada en Bogotá, la gerente Liliana Echeverri impartió la orden a los trabajadores para realizarse el examen del Sida, está prueba tan delicada le costo a cada trabajador 35.000 pesos. Las irregularidades no paran allí: el supuesto enfermero que tomó las pruebas no dejo ver el carné del Ministerio de Salud, varios de los trabajadores fueron inyectados con la misma jeringa, y para el colmo de males los operarios nunca fueron informados de los resultados. Ante esta situación la señora Echeverri evade el tema.

La pregunta del millón es ¿cuál era el interés de la empresa al autorizar irresponsablemente a este personaje para realizar esta prueba y reservarse el control de un asunto tan delicado? ¿o es que por 35.000 mil pesos arriesgan la vida de los trabajadores?

Además, doña Liliana trata de manera vulgar, grosera y patana al personal, les recarga las labores, no se rige por las normas de Seguridad Industrial aunque allí hay labores de alto riesgo; en efecto ya ha habido accidentes y a esta señora solo le interesa que los topes de producción exagerados no cesen, así sea a costa del riesgo de la vida de los trabajadores.

Para colmo, la empresa comandada por esta señora, despidió sin justa causa a un número importante de personas pero les exige quedarse mes y medio más en la compañía.
Los trabajadores deben organizarse y hacer frente a esta situación.

 


Flores Sport

Esta empresa está ubicada en Cajicá: como complemento a la reducción de personal, las directivas les han impartido la orden a los supervisores de elevar los ya altos topes de producción de modo que en el área de cultivo les han asignado el doble de las camas a los trabajadores. Las mujeres no se salvan de esta brutal recarga pues, sin tener ninguna consideración, los encargados les asignan trabajaos como abrir huecos, levantar camas o cargar material pesado, entre otras.

Las personas que anuncian su retiro con previo aviso, son sometidas a un trato grotesco, humillante y despectivo. Los operarios de esta finca no tienen derecho a los permisos personales que son rotundamente negados. Lo mismo pasa con las horas extras: aparte de que son obligatorias, pedir permiso que no es posible, por obra y gracia del patrón.
Supuestamente el personal de esta finca trabaja 8 horas, pero a la hora de la verdad laboran más de lo establecido, pues la jornada va desde la 6:00 a.m hasta las tres de la tarde y los sábados hasta la 1: 30 contando la media hora de almuerzo.

Ante todas estas injusticias llamamos a los trabajadores de esta empresa a unirse para defender sus derechos.

 


Flores La Unión

Este es un cultivo ubicado en el municipio de Sopó donde el personal es enganchado por agencias temporales de Activos y Laboremos. Solo tres personas de 120 empleados han sido contratadas de manera directa. Con este sistema la empresa se desliga de las relaciones laborales, golpeando aun más el escaso ingreso de los obreros. No conformes con esta jugada, los patronos obligan a los operarios a firmar un contrato por 11 meses, para sacarlos a la calle por un mes y luego engancharlos a través de la otra temporal. El firme propósito de la empresa con este arbitrario e ilegal carrusel es negarles los derechos, especialmente la estabilidad laboral.

Para colmo, en las últimas semanas han despedido a decenas de personas sin justa causa, aduciendo la caída del dólar. El personal que despiden no es reemplazado, lo que ha traído como consecuencia el incremento brutal de la recarga laboral para los trabajadores de planta; así, en el área de cultivo los obreros de cada actividad pasaron de 12 camas de clavel en pico a 20 camas o más, en temporada normal pasaron a 40 y hasta 50 camas.

Además, el acoso de la supervisora ADELA ROMERO no aguanta más: trata de una manera grosera, humillante y déspota al personal y, cuando un trabajador le cae mal, lo humilla aun más de lo habitual, lo somete a las más duras labores y le califica el trabajo de mala calidad. Todo eso lo hace para congraciarse con la empresa.
Como si lo anterior fuera poco, estos empresarios que ni siquiera cumplen con la dotaciones que establece la legislación, no respetan las restricciones médicas y quienes se enferman o reciben una incapacidad, inmediatamente son despidos por la empresa con supuesta justa causa.

Untraflores llama a los trabajadores de Flores La Unión unirse, como bien lo dice su nombre, pero no para acumular la riqueza de los dueños, sino para defender sus escasos derechos.

 


Flores Tivitama

Esta compañía ubicada en Tocancipá, cuenta con aproximadamente 400 trabajadores, contratados de manera directa. El señor Fernando Lloreda dueño del Futuro, la Maravilla, Tivacota, Bacatí, Frutales (el Frutífero), despidió aproximadamente 125 trabajadores antiguos en la finca el Futuro en el municipio de Nemocón.

En Tivitama, los supervisores de la sala tratan mal al personal, los humillan les exigen promedios demasiado altos y, bajo amenaza de perder el puesto, los obligan a realizar topes de producción que son demasiado altos, en tanto que el personal que despiden no es remplazo y los obreros son sometidos a realizar las actividades que están cesantes.
Como norma, en esta empresa se pasan por la faja las constancias y el previo aviso. Al personal le niegan los permisos por calamidad, pero si el obrero tiene suerte y logra obtener dicho permiso es obligado a pagar el tiempo previamente, trabajando horas extras no remuneradas a manera de tributo. Otra práctica amañada de la empresa es otorgar el despido con justa causa para los trabajadores que las E.P.S. incapacitan. Para los dueños, enfermarse del túnel carpiano, de los riñones, del manguito rotador, de la columna, etc., es cosa de mañas de los operarios.

Contra todas estas injusticias, Untraflores le recuerda al obrerismo de Flores TIVITAMA que para hacer frente a toda esta situación tiene la posibilidad de organizarse.

 


Flores San Juan

Esta empresa ubicada en la vereda San Carlos, municipio de Nemocón, contrata de manera directa aproximadamente 150 operarios. El señor Durley Angarita, encargado de esta finca, les exige altos topes de producción, imponiéndoles entregar el cúmulo de actividades en una semana. Ante la sobrecarga, es obvio que los trabajadores no alcanzan a entregar las labores, por lo tanto son sancionados arbitrariamente.

También los trabajadores de San Juan deben acudir a la organización para reclamar sus derechos.

 


Agrícola Altiplano

Vía Palmira-Suesca, esta empresa tiene una planta de 60 personas, allí, una parte del personal es enganchado a través del contratista Juan Manuel y el resto por empresa.
Esta compañía no cumple ni los mínimos derechos establecidos en la ley: No entregan, dotaciones, descuentan el seguro social pero no paga a las entidades correspondientes, no entregan el dinero de parafiscales como subsidio familiar, no cancelaron las horas extras laboradas en diciembre, no dan los días compensatorios cuando trabajan de manera continua.

Como si fuera poco, en el caso de las hora extras en vez de pagarles el tiempo laborado como lo estipula la ley, les acumulan tiempo y, lo peor de todo, es que en la mayoría de los casos cuando las personas reclaman su acumulado lo niegan.

En el horario de extras las personas no tienen derecho al refrigerio ni tampoco le dan tiempo para digerir alimentos. Han incrementado la recarga laboral debido a la escasa planta de personal, muchas de las áreas solas las han repartido entre los pocos trabajadores, que ya tienen bastante trabajo.

Una de las jefes de cultivo reprime, acosa y trata de manera grotesca al personal. A diario se retira gente a raíz de las oprobiosas condiciones. Para colmo los cheques llegan a manos de la secretaria encargada de cancelar los pagos, pero ella que los entrega retardados.

El tiempo del almuerzo es de media hora, pero a los veinte minutos los obligan a iniciar labores, con lo que les tumban 10 minutos.

Para los trabajadores de contrato la situación es más dramática, a ellos les demoran el salario aun más, tienen salario integral de 16.000 pesos, les pagan las horas extras a como se les da la gana, les dan una semana para entregar labores que, ante la escasez de personal no alcanzan a cumplir con los topes exigidos y fuera de eso, no les pagan el recargo festivo.

Esta empresa recibe menores de edad y les exigen los mismos topes de producción.

 


Flores Suniday antes Florandia

Esta empresa está ubicada en Suesca, allí laboran 80 personas a quienes, con el famoso banco de horas, les cambian las extras laboradas por tiempo acumulado, pero en temporada normal los sacan a las 11 del día y en las temporadas altas no les pagan las extras con el cuento de que los trabajadores deben tiempo; con esta tramposa medida se roban los recargos nocturnos y la incidencia salarial. Para los descargos tienen a un abogado que maneja las leyes al acomodo de la empresa para intimidar a los empleados.
Llamamos a los trabajadores de Flores Saniday a unirse para defender sus derechos.

 


R D P Floral Colombia

Esta empresa ubicada en Portachuelo, de una manera soterrada, se declaró en quiebra y trasladó a flores las Indias a una parte del personal sin entregarles carta de despido. Para los 6 obreros que están laborando es peor la situación, pues doña Flor Marina Mahecha, representante legal, no les entrega carta de despido sin justa causa sino que, con mentiras, les expresa que les van a pagar todo. Pero de las promesas a la realidad hay mucho.

Esta firma les adeuda a los trabajadores quincena y media; no se encuentra al día con los parafiscales, que tienen que ver con el subsidio familiar: no han pagado a las entidades correspondientes en salud y pensión.

La semana pasada, después que la señora Flor había prometido cancelar las deudas, incluida la indemnización por despido sin justa causa, declaro simplemente que no había dinero para nadie.

Como si fuera poco, a las personas que se retiraron antes, les deben prestaciones, susidios, dotaciones y, peor aun, allí recibían personas menores de edad a las que no les pagaban sino un salario integral que consistía en unos pesos más del mínimo.

 


Flores el Redil

A los trabajadores de esta empresa ubicada en Cajicá, aparte de las labores cotidianas en las camas, los obligan a trabajar el día domingo en el cargo de celaduría en horario de doce horas pero solo pagan el recargo festivo a partir de las de las dos de la tarde.mientras el resto de la jornada, de seis a dos, la pagan como un día ordinario. Con esta irregular medida engañan a los operarios y violan lo establecido en la ley, ya que un dominical debe ser cancelado con el recargo festivo. Debido al recorte en la ya escasa planta de personal les han incrementado las labore, y como si fuera poco les exigen entregar tareas en poco tiempo.

 


Flores Otilia

Esta empresa, con aproximadamente 140 trabajadores, es propiedad del señor Marcos Gil quien posee acciones en el Centro Comercial Santafé, además de una agencia de transporte en Cali.

Los hermanos Gerardo y Germán Forero, supervisores de cultivo, tienen la costumbre de tratar de manera vulgar, grotesca e irrespetuosa a los trabajadores. En particular, para el señor Germán Forero las mujeres enfermas y después de cierta edad no merecen respeto sino que al contrario se convierten en estorbos menopáusicos; no respeta a las mujeres jóvenes y pretende que con dulces y golosinas, lo conquisten a cambio de la estabilidad laboral.

En Flores Otilia recargan el trabajo hasta más no poder, predomina el acoso laboral.Como en muchas empresas, no tienen el número de trabajadores acorde al trabajo y, por el contrario, todo el peso del trabajo no atendido recae en los pocos operarios que siguen trabajando.

Cuando se cansan de un trabajador, le hacen el ambiente imposible hasta que lo obligan a renunciar por su propia cuenta.

Para asistir al seguro, no les dan el tiempo suficiente para llegar a la entidad; con esto los trabajadores pierden las citas y les toca pagar multas al seguro. En muchos casos, el señor Germán cancela las citas sin pedirle consentimiento a los usuarios, lo cual ha traído como consecuencia que personas enfermas pierdan citas incluso para operaciones.
Los trabajadores de Flores Otilia acabarán por organizarse alrededor de Untraflores para exigir trato digno y todos sus derechos.

 


Elite Flowers

Esta empresa es una de las más grandes de la Sabana de Bogotá y está ubicada en Facatativá vía el Corzo. El señor Juan Carlos Anfor es el propietario de esta compañía. Esta organizada por fincas: Margaritas, Esmeralda, Circasia, La Valentina, Marly, San Carlos, Santa Tecla y Santa María, con mas de 2000 mil empleados. Una parte de la planta es contratada por empresa y otra parte por las cooperativas Colombiana y Pronto. La señora Beatriz Penagos es la gerente de esta flora.

La compañía ha recortado derechos propios de los trabajadorescomo la bonificación de 50.000 mil pesos. También arrebataron el subsidio de estudio de 90.000 mil pesos.
Sin temblarle la mano, el señor Juan Carlos, en una empresa que se ha caracterizado por la sobrecarga laboral y los extendidos horarios, se acogió a la ilegal modalidad del banco de horas, en el cual el tiempo extra laborado no lo pagan sino que lo acumulan y lo devuelven en compensatorios; con esta grave medida, el salario es brutalmente reducido. Para colmo, los festivos no los pagan como establece la ley sino que les dan un día ordinario y para no contabilizarlo en las prestaciones, el día sábado sacan un listado en la portería de las personas que deben laborar el festivo y un aviso que dice: favor no timbrar tarjeta el día domingo. Todo esto es para negarles la incidencia salarial.
Después del accidente del avión con la carga de esta compañía, reunieron a los trabajadores y los obligaron a trabajar hasta la una de la madrugada, aduciendo que el seguro se demoraba mucho tiempo para pagarle la carga y por lo tanto los trabajadores debían colaborar con la empresa.

A los empleados con restricciones médicas, cuyo número es alto por las duras condiciones de trabajo, les están haciendo seguimiento con el propósito de sacarlos sin justa causa.

Los trabajadores de ELITE FLOWERS deben organizarse para defender sus justos derechos.

 


San Luis

Fui un trabajador de San Luis 1, finca El Secreto, de propiedad de la bouquetera Sunshine Ltda. Quiero denunciar los atropellos que hoy ocurren con los operarios: extenuantes jornadas de siembra; a las mujeres no les basta con colocarlas a labores pesadas como el riego, erradicación de camas, también tienen que vivir humilladas a los supervisores Gabriel Zaray y Olga Munévar, y a unos auxiliares que se crecen por el cargo que les dan; no se quedan atrás en el maltrato los ingenieros Juan Carlos, de alstroemeria y Carlos Espejo, de pompón. Fuera de eso despiden a los trabajadores con restricción médica o enfermedad profesional.

También conocí el caso de una señora embarazada (8 meses) a la que despidieron con la disculpa de que tenía fallas injustificadas, no siendo así sino que ella tenía un niño de un año que se encontraba delicado de salud.

Nota: Quisiera que el gobierno se enterara de la situación que tiene que vivir uno en la floricultura colombiana.

 


Jardines de los Andes

Nos han reducido una dotación, según ellos porque el dólar está muy bajo; nos han asignado más trabajo y hay que realizarlo en menos tiempo. Hay mucha recarga laboral; cuando nos toca quedarnos horas extras, nos hacen quedar una hora y 45 minutos, no nos dejan completar las dos horas para no darnos el refrigerio. Si nos quedamos más tiempo nos continúan descontando los quince minutos del refrigerio.

Nos amenazan diciendo que si no ayudamos a ahorrar tiempo y materiales de trabajar o elementos de protección y gastamos exageradamente el otro año no tendremos trabajo.
En la finca Calafate, el sábado 26 de julio, la mitad de los 500 trabajadores se intoxicaron debido al almuerzo que el casino nos suministró el viernes 25. Algunos tuvieron que ser remitidos a las urgencias de los hospitales y clínicas de Madrid y Facatativá, pues el grado de intoxicación era bastante fuerte. Después de este hecho no nos han mejorado la comida que cada día es más regular. Por ejemplo, el jugo nunca se sabe de qué es, pues es sola agua y azúcar, parece un refresco y ni eso porque los refrescos al menos tienen sabor; la sopa hay días en que es ahumada, el arroz tieso y hay días que el menú da ganas de vomitar. Muchas veces nos quedamos sin almorzar porque de lo feo que es no lo podemos consumir. El casino es atendido por la empresa Catering de Colombia.

 


Flores Andalucía

Quiero hacer las siguientes denuncias sobre lo que hacen con los trabajadores en esta empresa: 1) les entregan el cheque del subsidio familiar cada tres meses o cada vez que quieren entregarlo. 2) El día 26 de junio, día del paro de Facatatyivá, el personal fue obligado apagar el día con horas extras o se les descontaría dicho día y el dominical. 3) en lo que ha transcurrido del 2008 no se les ha hecho entrega de ninguna dotación. La última fue entregada en diciembre del 2007. 4) para pedir permiso para ir a las EPS son solo humillaciones.

Todas estas irregularidades son alcahueteadas por la doctora Custodía mejía Quiroga, jefe de Recursos humanos y por Rocío naranjo, jefe de Andalucía. Esta denuncia me la hicieron trabajadores de dicho cultivo.

 


Agrícola La Montaña

En esta empresa donde trabajaban cerca de 300 operarios, los dueños, con amenazas de que iban a cerrar, los obligó a firmar una carta de renuncia que la misma les hizo y otra donde les informaba que aceptaba la renuncia y que podían pasar por la liquidación. Todo lo hicieron a través de los jefes de área, manipulando a los trabajadores para que solo recibieran el 50% de la indemnización, esto a para los que se fueron primero porque a los que quedaron les dieron el 25%. A un operario que tenía una antigüedad de 16 años tan solo le dieron tres millones de pesos. Muchos de ellos habían contraído enfermedades profesionales por tanta recarga laboral. Este despido se realizo en solo 20 días.

El señor Guillermo Calderón propietario de la empresa y Rocío Calderón hija del dueño y gerente de la misma, hicieron esto aduciendo que en la actualidad estaban perdiendo 200 millones de pesos.

 


Bioflora

So pretexto de la caída del dólar, Bioflora, como la mayoría de empresas, pisotea los más elementales derechos de sus operarios.

La compañía no cumple con el suministro de las dotaciones; por dos horas de trabajo extra generalmente recibimos apenas de $1.500 a $2.000, es decir ni siquiera lo que vale la hora ordinaria, y el pago de las quincenas presenta retrasos superiores a los diez días. Bioflora nos debe a los operarios más de tres períodos de vacaciones.

El acoso laboral es permanente, por más duro que trabajemos para la empresa siempre es poco. A la supervisora Flor Castellanos se le olvidó que la esclavitud ya pasó. Cuando dicha señora se ensaña con algún operario, lo obliga a ir a la oficina y en muchos casos es despedido.

Así mismo, se presentan serios problemas de higiene, pues en las cunetas hay aguas depositadas que ocasionan la propagación de zancudos, y los baños se encuentran en pésimas condiciones.

 


Panaca Sabana

El Parque Agropecuario de la Sabana S.A. es una empresa dedicada a la explotación de negocios por cuenta del entretenimiento y el esparcimiento familaiar y está ubicada en la vía entre Sopó y Zipaquirá. Allí laboran aproximadamente cien trabajadores.

La sociedad anónima proclama en su propaganda corporativa que cuenta con un equipo humano eficiente y “motivado para el logro de los objetivos de corto plazo”. Veamos en qué consiste la motivación que administra esta firma: los trabajadores son contratados sin respetar ni siquiera la vía legal, como es el caso de algunos operarios que son enganchados para laborar sólo los fines de semana para, al cabo de un tiempo, pedirles verbalmente que trabajen la jornada complta, pero sin cambiar los contratos escritos para hacer liquidaciones amañadas de “horas extras” de lunes a viernes, con el fin de tumbarles más de la mitad del salario, y las correspondientes prestaciones. Claro, con ese mismo truco hacen aparecer los fines de semana como días normales y no los pagan con el recargo festivo. Los trabajadores están tan “motivados” por sus patronos que deben llevar el almuerzo para poder soportar la larga jornada, que va desde las 7:00 de la mañana hasta las 5:00 de la tarde; esto quiere decir que trabajan más de las ocho horas diarias.

Recientemente, y ante la impuntualidad en el pago del miserable salario, un grupo de trabajadores se vio en la obligación de no iniciar labores hasta tanto no se pusieran al día cono los salarios. La respuesta de la empresa fue el despido por abandono de trabajo.

Untraflores llama a los trabajadores de este sector a que se unan para hacerle frente a semejantes atropellos.