Un sindicato consecuente en cada empresa y toda la clase obrera de la floricultura en Untraflores

Denuncias - Florecer 11

Como es habitual, aquí presentamos un conjunto de denuncias recogidas por los sindicatos de untraflores, o que nos hacen llegar trabajadores de empresas en las que aún no existe la organización.

Flores Petaluma


Ubicada en Madrid Cundinamarca, cuenta con 70 trabajadores, quienes en su mayoría son contratados por la cooperativa de trabajo asociado ATAL, y por empresas temporales, perdiéndose así toda relación laboral y hasta la posibilidad de quejarse ante autoridad alguna.
Hace un año la jornada era de 5:45 a.m. 3 p. m.. La compañía alargó el horario en treinta y cinco minutos con el argumento de que los operarios pierden tiempo yendo al baño. Antes de iniciar labores, el ingeniero reune al personal para darle lectura a un libro, cuyo contenido está relacionado con el amor que debe ponérsele al trabajo y a la empresa. Los obreros tienen que estar muy atentos, pues se les hacen muchas preguntas al respecto.

Tanta insistencia en las lecciones del libraco se comprende al saberse que quien atendía treinta y cinco camas de rosas, ahora tiene que arreglárselas con 50 o hasta con cincuenta y cinco, en las cuales la tarea consiste en: desyemar, desbotonar y sacar enfermedades como el polvoso y el velloso. Además, hay que desyerbar a mano porque la empresa, que exige que se le ame tanto, ni si quiera suministra las herramientas indispensables.

No contenta con esto, exige que dichas labores se terminen en el menor tiempo posible para que los trabajadores ayuden a otras faenas como el compost, que consiste en picar la flor que no se comercializa y los desechos vegetales para que se descompongan. Pasados varios días los mismos trabajadores deben introducir estos desechos, ya putrefactos, en lonas y llevarlos en la espalda a pesar de ser tan húmedos y pesados. Las personas que realizan este oficio carecen de todo tipo de protección y su cuerpo se impregna de un olor horrible, hasta el punto de que son rechazados por sus propios compañeros.

Para ganar terreno y aumentar la explotación, se ordena trasplantar 480 matas que no están en producción a otras camas que sí lo están, aumentando una vez más la carga de trabajo. Esta se hace muy difícil por lo tupida la plantación, lo cual ocasiona que las espinas de las rosas hieran las manos de los operarios.
En la poscosecha los padecimientos no son menores, quien no cumpla la pesada carga debe pagar la en tiempo adicional, sin remuneración. No obstante, el bus no los espera y deben pagar trasporte de su propio bolsillo. Cuando se programan horas extras todo lo que se les da a los agotados operarios es un frutiño y un pan.

Al personal no le dan carne de salud y las citas médicas las pide la empresa, para la fecha y hora que ella quiere y no cuando el enfermo la necesita. Normalmente la única oportunidad de ver al médico es después de la 5:30 de la tarde.