Un sindicato consecuente en cada empresa y toda la clase obrera de la floricultura en Untraflores

Accidente en Flores Cóndor

El pasado 29 de noviembre, a las tres y cuarenta de la tarde, en el sector conocido como el Alto de Córdoba, un bus de la empresa Cóndor tres, debido a un mal estado técnico, se quedó sin frenos y fue a parar a una cuneta, dejando heridos a casi la mitad de los obreros que transportaba después de la jornada laboral.
Por Juana Escobar
El pasado 29 de noviembre, a las tres y cuarenta de la tarde, en el sector conocido como el Alto de Córdoba, un bus de la empresa Cóndor tres, debido a un mal estado técnico, se quedó sin frenos y fue a parar a una cuneta, dejando heridos a casi la mitad de los obreros que transportaba después de la jornada laboral. Esta desgracia ocurrió sólo cuatro meses después de los dos trágicos accidentes de tránsito de Splendor Flowers y Calandaima, que cobraran la vida de tres humildes trabajadores de la floricultura y dejaran mutilados y con secuelas psicológicas a otros tantos, y pese a las denuncias que ampliamente han hecho Untraflores y sus sindicatos afiliados.

Aunque en la tragedia no hubo decesos, la compañera Yecenia Moreno, con dos meses de embarazo, perdió a su bebé; la operaria Ana Moreno sufrió fracturas en una pierna, otra viene padeciendo un dolor constante y agudo en la columna. A Luis García se le quebraron varias costillas, a Leonor Quiroga le quedaron esquirlas de los vidrios en el rostro, la compañera Leonor García sufrió un golpe en la cabeza y la cara le quedó totalmente inflamada. 

Mas la irresponsabilidad de los patrones no se limita a su indiferencia sobre el pésimo estado de los vehículos que contrata para transportar a sus trabajadores, ni a la miseria que les paga a los conductores –causa del mal estado de los buses- sino que, como se ha denunciado en otras ediciones de Florecer, aunque a los obreros se les descuenta para la seguridad social, la empresa no hace efectivas las consignaciones a las E.P.S. Produce indignación, además del accidente, saber que cuando éste ocurrió los operarios carecían de aseguramiento médico.

En Cóndor tres así como en las otras cuatro fincas de Flores Cóndor, los obreros se sienten profundamente afectados por los atropellos que ha venido cometiendo la empresa: como es el caso del no pago del subsidio familiar desde hace varios meses, las desmedidas imposiciones de rendimiento laboral, la permanente presión a los trabajadores antiguos para hacerlos renunciar, la vinculación de personal a través de oficinas temporales y cooperativas que pagan salarios inferiores  al mísero  mínimo, y las cuales los contratan por dos o tres meses  luego los sacan y no les pagan la última quincena; hay personas que llevan más de tres meses, reclamando su liquidación y todo lo que les adeudan,  ni la empresa ni estas agencias, como es el caso de Operativos, responden. Así como lo ha venido denunciando Sintracóndor, sindicato que se creó el día el 19 de mayo con el fin de ir poniendo freno a todas estas injusticias.

Cabe destacar que a la empresa le importa un ápice la suerte de los trabajadores, ya que tanto el sindicato, como algunos de los operarios por cuenta propia, habían advertido del mal estado de ese vehículo en particular.

A el accidente de tránsito, a la falta de seguridad social, a la contratación temporal a través de intermediarios (cooperativas y oficinas de empleo), se suma otro hecho igualmente grave: la persecución de la empresa a los trabajadores que decidieron fundar Sintracóndor, conscientes de que, como lo corroboran los hechos aquí descritos, sólo la unidad y la organización de los obreros floristas pueden ponerles coto a todas estas anomalías.

En defensa de los intereses de los trabajadores, compañero, afíliese al sindicato.