Un sindicato consecuente en cada empresa y toda la clase obrera de la floricultura en Untraflores

Denuncias Florecer N° 8

En esta edición presentamos las denuncias de los cultivos Las Conchitas, Soatá Plants, y Maxiflores

Las Conchitas: abusos y más abusos

Por la redacción de Florecer, con base en las numerosas cartas de trabajadores de esta empresa
En Flores las Conchitas, una de las empresas más nombradas en la Sabana, se endurece cada día la labor con el engañoso sistema de ofrecer una bonificación de $ 45.000 a cambio de un rendimiento agotador. Pero al operario ni siquiera le cumplen con la bonificación, pues a la hora de evaluar las camas le rebajan puntos para no darle ni la mitad de lo prometido. Las exigencias de rendimiento son crecientes y la imposibilidad de cumplir con los nuevos topes se convierte incluso en causa de despido. Esto no es todo. La inestabilidad es total; de 370 personas que contrataba la empresa directamente hoy solo quedan 140, el resto se enganchan por el sistema de contratistas.

El desprecio que sienten los propietarios por los trabajadores se manifiesta de todas las formas: la mayoría de los baños están tapados, los que están en buen estado permanecen con llave. La alimentación parece más adecuada para enfermos que para quienes trabajan duro.
Los patrones cuentan con la complicidad de Sinaltraflor, el sindicato patronal, que acolitó la desmejora del casino, la eliminación de media hora de almuerzo y 20 minutos de desayuno, la supresión del refrigerio durante las horas extras, el mantenimiento del mismo salario por más de un año, aconsejó a los obreros que se pasaran al sistema de contratistas y se presta para que quienes son despedidos tengan que dejarle a la empresa la mitad de la indemnización, con la esperanza de que más tarde los vuelvan a llamar.

Los dueños de Las Conchitas abrieron dos empresas más: La Monja y Cienfuegos; en ambas colocaron a todo el personal mediante empresas temporales y contratistas.

Compañeros de Las Conchitas: pongamos freno a los atropellos apoyando a Untraflores.