Un sindicato consecuente en cada empresa y toda la clase obrera de la floricultura en Untraflores

Denuncias Florecer N° 9

En esta edición presentamos las denuncias de Industria Agrícola Megaflor, Flores La Sabana, Fantasy Flowers y Flores Silvestre

Industria Agrícola Megaflor


Esta finca, ubicada a 5 kilómetros de Madrid, al lado de una de las deterioradas vías que comunican la Troncal de occidente con la Autopista Medellín, es propiedad del señor Felipe Urrutia. La arbitrariedad de este empresario no tiene límites. Cuando, en la gélida mañana, los trabajadores llegan a la finca no saben si podrán ingresar o si les tocará el turno de recibir la seca advertencia del celador:  «Usted ya no trabaja en esta compañía». A quien es botado de esta manera, ni siquiera le permiten entrar a las oficinas administrativas para averiguar por la liquidación,  que será entregada cuando a la empresa le dé la real gana.

Pero lo anterior en sólo una muestra. En Megaflor pagan de vez en cuando el subsidio familiar, y los elementos de protección brillan por su ausencia. Como en decenas de compañías, allí también han impuesto el famoso banco de horas, con el que vienen estafando a los operarios; pero, aparte de  exigir obligatoriamente el tiempo suplementario y no darles a los extenuados obreros ni un refrigerio durante el mismo, luego les niegan descaradamente las horas laboradas, algunas veces las devuelven en tiempo y muy pocas las pagan en dinero. Así proceden estos empresarios aristócratas, quienes desprecian a las gentes sencillas y honradas que les producen la riqueza, pero no tienen vergüenza de robarles hasta el mísero salario que les deben.