Un sindicato consecuente en cada empresa y toda la clase obrera de la floricultura en Untraflores

De cómo se grava al pobre para subsidiar al rico

Floricultores y municipios

A lo largo de cinco años, Florecer, órgano de Untraflores, se ha convertido en el defensor de los derechos laborales en la floricultura colombiana; hoy, movido por el mismo propósito, plantea una amplia discusión acerca de las relaciones entre los municipios y las empresas cultivadoras: ¿reciben los entes territoriales en los que se asientan dichas firmas los tributos necesarios para alentar el bienestar de sus habitantes, o, por el contrario, las contribuciones de los dueños de los plantíos son mezquinas y someten a los fiscos municipales a una carga insoportable?

La teoría predominante sostiene que las regiones deben competir por atraer capitales, ofreciendo a los inversionistas toda clase de exenciones y beneficios tales como comunicaciones ágiles y acceso fácil y barato a los servicios públicos. El problema que deriva de seguir este rumbo consiste en que los habitantes de los departamentos y municipios deben asumir el costo de las mencionadas generosidades con los adinerados; mientras que el gobierno central, agobiado por el pago de la deuda externa, también se muestra cicatero con las entidades subnacionales, como lo comprueba el proyecto de reducir las transferencias territoriales que cursa en el Congreso de la República.

De acuerdo con nuestras indagaciones iniciales, Madrid, Facatativá, El Rosal y los demás municipios de la Sabana arrostran enormes dificultades por cuanto las grandes empresas, en su mayoría floricultoras, se benefician mucho de los que se les ofrece pero aportan poco a los fiscos locales. Las empresas en cuestión aprovechan las aguas subterráneas y superficiales, disfrutan las vías y servicios públicos, explotan una mano de obra diligente y barata, en tanto que no pagan impuesto de industria y comercio ni por el uso de las aguas subterráneas. Muchas compañías, a causa de los sistemas de subcontratación, ni siquiera afilian a sus trabajadores a las empresas prestadoras de servicios de salud, y el Sisben de la localidad debe atenderlos. Las escuelas también se ven en dificultades para atender una población acrecida por el flujo de familias obreras procedentes de distintas regiones. Son muchas las formas en que los presupuestos locales se transfieren a los grandes floricultores. Por el contrario, los residentes y los pequeños y medianos comerciantes y productores se ven obligados a sufragar mediante los tributos, los gastos que deberían corresponder al gran capital.

Quizá la forma de enfrentar esta injusticia sea la de unir las reivindicaciones obreras con los reclamos, justísimos, de los municipios. En esta edición publicamos apartes de las entrevistas concedidas a Florecer por el señor alcalde de Madrid, el secretario de Gobierno de El Rosal quienes aportan su conocimiento y punto de vista sobre la materia en cuestión.

Esperamos que los distintos sectores sociales y personas contribuyan a este debate, y, a tal objeto, abrimos las páginas de Florecer a quien quiera aportar su opinión al respecto. En los próximos números daremos cabida a otros funcionarios y personalidades.

En Faca: abusos de Gas Natural y alto costo en los servicios públicos

 

Por Aldo Moreno

Gas Natural, la multinacional de origen español, una más de las empresas de la Madre Patria que saquea y se lucra, con el beneplácito de los gobiernos de turno, a costa de los pocos ingresos de los usuarios de este servicio, está cometiendo una gran cantidad de atropellos a través de su filial Gas Cundiboyacence. Con el pretexto de realizar la revisión técnica que, según ella, debe hacerse cada cinco años está cobrándole cerca de $ 50.000 a cada usuario, con lo cual se embolsilla más de $ 700 millones de los menguados ingresos de los facatativeños, suma que a nivel nacional rondará los $10.000 millones por el mismo concepto.

Para llevar a cabo la revisión contratan con la firma ECA. Ltda., que mediante una circular informa el día que se presentaran los inspectores autorizados, con la exigencia de contar con la presencia del usuario, obligándolo a pedir permiso en la empresa donde labora, pero en la fecha indicada no se presentan y días después suspenden el servicio con la excusa de no haber podido ingresar a la vivienda porque no se encontraba nadie en ella. El usuario debe permanecer sin servicio varios días hasta que le programen una nueva visita y sufrir la disminución de su salario por el día de permiso.

Cuando por fin el técnico llega a la vivienda, por lo general siempre encuentra “inconvenientes” como fugas en la tubería, el registro, el regulador, el medidor, los fistos, etc., etc.; entonces deja una lista de expertos, únicos autorizados para solucionar los problemas, y quienes cometen los peores abusos en el cobro. Por ejemplo, un registro que tiene un costo de $12.000 en cualquier ferretería se instala en $ 90.000, o, $ 100.000; por el cambio de fistos, que valen $1.000 en los mismos establecimientos, llegan al colmo de cobrar hasta $40.000 mil pesos instalados.

Luego programan otra inspección para verificar que la exigencia hecha por ECA se haya cumplido, anunciando como gran cosa que ésta no tendrá costo. Nuevamente al usuario le toca solicitar permiso para recibir a los técnicos y la empresa una vez más incumple con la fecha, y después llega el día que se le antoja y suspende el servicio por no encontrarse el afiliado, quien ahora tendrá que cancelar una cuantiosa multa por la reconexión.

Creemos que dicha revisión debe hacerse por seguridad de la población, pero Gas Natural la ha convertido en una forma de cebarse ella y su grupo de intermediarios. La comunidad de manera organizada le ha solicitado al señor alcalde de Facatativá, Óscar Sánchez, y al personero municipal que intervengan para que cesen tal cantidad de atropellos, obteniendo como respuesta que para ello se ha creado la Liga del Consumidor —que para lo único que ha servido es para incrementar la nómina de burócratas— la cual se limita a redactor algún derecho de petición, que la empresa responde con evasivas y justificaciones de su actuar, o solucionándole el problema a un par de usuarios, pero sin frenar los abusos contra la población, no solo de Facatativá sino de los diferentes municipios.

Para aumentar la injusticia a algunos usuarios que pertenecen a estrato dos se les impuso el tres, y debido a que no han podido pagar el oneroso impuesto predial no se les expide la constancia en la oficina de Planeación, por lo tanto tienen que pagar el consumo del estrato tres. Además, son muchos los casos en los que sin cumplirse las fechas límite de pago cortan el servicio con el fin de cobrar $34.000 pesos de reconexión.

En los demás servicios no escampa

En energía eléctrica la tarifa residencial del estrato 2 pasó de$ 175.83 el kilovatio en abril de 2009 a $226.11 en septiembre de 2010; y en el estrato 3 pasó de $298.44, en mayo de 2009, a $362.17, en mayo de 2010. O sea que para el estrato 2 el alza fue del 29% y, para el tres, de 21%. Mientras tanto el alza del salario mínimo fue escasamente el 3,6%.

El servicio que prestan las empresas de telefonía e internet, como Telefónica y Telmex, es pésimo: cortes continuos durante el mes, los que llegan en ocasiones hasta los 12 días; la velocidad de internet con la que se comprometen nunca la cumplen y mucho menos las promociones que ofrecen para entrampar al usuario.

En el acueducto se está sufriendo una situación alarmante debido a la decisión del gobierno de castigar los consumos superiores a 28 metros cúbicos con tarifa plena, lo cual sube escandalosamente el precio para los sectores populares, ya que, ante el desempleo y la generalizada pobreza, tienen que apiñarse varios parientes en las viviendas y por ello registrar mayores consumos. El llamado de Untraflores es a reaccionar de manera decidida ante estos atropellos, porque solo así, con el pronunciamiento de miles de usuarios, evitaremos que Gas Natural y las demás empresas de servicios públicos sigan saqueándonos, no obstante la pobreza que ya nos agobia por los míseros salarios, el desempleo, el alto costo de la vida.

El Facatativazo

El 26 de junio de 2008, la carretera que conduce de Bogotá a Medellín estuvo bloqueada más de 16 horas por los habitantes de Facatativá, municipio al occidente de Bogotá, en el que están ubicados los principales cultivos de flores de exportación. Esta es una de las vías más importantes del país, pues comunica a la capital de Colombia con el noroccidente. Los habitantes de Faca decidieron taponarla para exigir la derogatoria del Acuerdo por medio del cual el Alcalde, miembro de uno de los partidos uribistas (Cambio Radical), y la mayoría del Concejo, pretendían cobrar el alumbrado público.

Leer más...

Elevadas tarifas en servicios públicos de Zipaquirá

Zipaquirá ha crecido en los últimos años. Alberga una población aproximada de 105.000 habitantes, en su mayoría obreros de la industria y de la floricultura, estudiantes, pequeños y medianos comerciantes, amas de casa, etc. Además de la ya difícil situación económica por que la atraviesa todo el pueblo colombiano, los zipaquireños no se escapan de las alzas astronómicas en los servicios públicos.

Leer más...

El Paro Cívico de Facatativá

  • Reconocimiento de los comerciantes a la acertada labor delComité Cívico
  • Fiestas de gala (Poema)
  • Un triunfo en tiempos duros

Leer más...