La conspiración del gobernador Andrés González contra los hospitales públicos

Por Patricia García y Alfonso Hernández

El 11 noviembre, los trabajadores del hospital San Juan de Dios de Zipaquirá iniciaron un paro general con el propósito de impedir la liquidación de la entidad. La inmensa mayoría del personal, con el apoyo de un nutrido grupo de usuarios, dio comienzo a la huelga en las horas de la madrugada y, exceptuando las urgencias, se suspendió la prestación de todos los servicios. Mientras que muchos funcionarios mantenían el control sobre las diferentes puertas de acceso, centenares marcharon a la Alcaldía municipal a entonar consignas contra la desalmada política de feriar las instituciones de salud. La erguida protesta se prolongó hasta el viernes 13. El gobernador Andrés González se negó al diálogo, obstinado en despedir a cerca de 400 empleados, entre médicos, enfermeras y administrativos, para posteriormente privatizar la entidad.

Leer más...