Un sindicato consecuente en cada empresa y toda la clase obrera de la floricultura en Untraflores

Noticiero CMI destapó verdades sobre origen de los decretos

La noticia, difundida en la sección 1, 2, 3, confirma que las normas le fueron dictadas a Uribe por los bancos y las EPS.

Uno: un conocido médico, miembro de la junta directiva de una compañía banco-aseguradora, fue uno de los asesores del Ministerio de la Protección. Le pagaron setecientos millones de pesos, que le giraron a la organización hospitalaria que preside.

Aquí hay dos pecados. Uno: no es posible que el Gobierno expida decretos dizque para salvar de excesivos gastos al sistema de salud del país y simultáneamente pague sumas como esa, setecientos millones de pesosa un solo médico o a la organización hospitalaria que preside.

Fueron varios los contratados para una asesoría que, entre otras cosas, concluyó en que los médicos no gasten tanto en la salud de los pacientes. Como quien dice: atiendan solo gripas y «adiós especialistas». Y el otro pecado: ¿No hay un claro conflicto de intereses en ser miembro de la junta directiva de una compañía banco-aseguradora y participar en la reestructuración del nuevo sistema de salud? Claro que lo hay.

Dos: ¡Más aterrador! ¿Saben quién es otro de los médicos que asesoró al Gobierno en la redacción de los decretos sobre salud? El doctor Augusto Galán, ex presidente de Acemi, la organización que agrupa a las EPS.

Tres: Ñapa súper aterradora: ¿Saben quién fue otro de los asesores del Ministerio para dictar los decretos? Una médica, miembro de la junta directiva de la Nueva EPS. En esa junta representa a la antigua Previsora, hoy llamada «Positiva». ¿Saben qué redactó la médica miembro de la junta de la «Positiva»? ¡Toda la parte del decreto 131 que habla sobre el conflicto de intereses!