Un sindicato consecuente en cada empresa y toda la clase obrera de la floricultura en Untraflores

Los trabajadores judiciales se lanzaron a la huelga

La intransigente posición del gobierno frente a la nivelación salarial y los concursos que violentan la estabilidad laboral, obligaron al cese a 40.000 funcionarios

El pasado 3 de septiembre dio inicio un paro nacional indefinido de más de 40 mil funcionarios de la rama judicial. Al arrancar el movimiento más del 80% de los empleados acataron la orden impartida por Asonal Judicial, y los demás se iban sumando paulatinamente.

La intransigente posición del gobierno frente a la nivelación salarial y los concursos que violentan la estabilidad laboral, obligaron al cese a 40.000 funcionarios

El pasado 3 de septiembre dio inicio un paro nacional indefinido de más de 40 mil funcionarios de la rama judicial. Al arrancar el movimiento más del 80% de los empleados acataron la orden impartida por Asonal Judicial, y los demás se iban sumando paulatinamente.

La protesta se originó en la violación por parte del gobierno de la Ley 4 de 1992 que ordenó una nivelación salarial de los empleados de la Rama. El incumplimiento es de tal magnitud, que los funcionarios deberían recibir un aumento del 70% sobre los sueldos actuales.

La huelga también la causó la intransigente posición del gobierno de Uribe, que no quiso escuchar las razonadas críticas al llamado “concurso de méritos”, mediante el cual se pone en vilo la estabilidad de miles de empleados.

Otro aspecto de la protesta tiene que ver con el rechazo de los empleados a la permanente intromisión del presidente de la República en las decisiones judiciales.
Untraflores se solidariza con la justa lucha de los funcionarios estatales.

Fabio Hernández, presidente de Asonal, por segunda vez en dos años, se pone al frente de la defensa de los derechos de los empleados de la judicatura.